miércoles, 11 de enero de 2017

La urologìa como alternativa hacia la salud integral.

La urologìa como alternativa hacia la salud integral.
  Dra. Eva Marte, uròloga, endouròloga.                                   
   Instituto Especialidades Médicas Monseñor Nouel. 809-296-2002 .Ext 2008

Infecciones de Transmisión Sexual: MITOS
La relación sexual es un comportamiento inherente al ser humano con significado reproductivo, biológico, emocional y placentero. Hasta la mitad de las personas tendrán enfermedad o infección de transmisión sexual a lo largo de su vida.

1.   Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) ocurren solo en personas promiscuas y trabajadores sexuales.

Falso. Desde el primer contacto sexual se puede adquirir una ETS. Si se tiene actividad sexual sin utilizar condón de manera correcta y consistente, cualquiera puede estar en riesgo de adquirir una infección. No excluye edad, género, orientación sexual, escolaridad, clase social o profesión. Si se tiene sexo sin condón con una pareja con clamidia, gonorrea o sífilis, existe 30% de riesgo de adquirir infección en esa única relación.

2.   Los adultos son los que más frecuentemente adquieren ETS.

Falso. El 50% de los casos nuevos por ETS ocurren en jóvenes de 15 a 24 años de edad. Cada año, 1 de cada 4 adolescentes contrae una ETS. La abstinencia sexual puede atrasar el inicio de vida sexual, promover la fidelidad y limitar el número de parejas a lo largo de su vida sexual.  Se reporta que el 46% de las adolescentes tienen relaciones sexuales. Si escogen tener sexo, deben conocer cómo protegerse contra ETS y embarazos no deseados. Los embarazos en adolescentes permanecen como el mayor contribuidor de mortalidad materno-infantil con prolongación del ciclo enfermedad-pobreza.
Resultado de imagen para infecciones de transmision sexualidad
3.   Si tomo píldoras anticonceptivas, no necesito utilizar condón.

Falso. Las píldoras anticonceptivas son efectivas contra embarazos no deseados en el 99.9% de las veces usadas de manera adecuada pero NO protegen contra las infecciones de transmisión sexual. El condón se considera el único método de barrera que protege contra infecciones de transmisión sexual y previene embarazos no deseados.

4.   Podré ver y notar si mi pareja tiene una ETS.

Falso. Hay varias infecciones de transmisión sexual que no se manifiestan como enfermedad pero al ser portadores sin síntomas pueden igualmente transmitirlo. Las personas con HIV positivo pueden no tener lesiones visibles en los genitales y la única manera de determinar la infección es a través de una prueba en sangre. Las úlceras genitales por herpes y verrugas por HPV pueden sanar, pasar desapercibidas hasta el 90% de los casos y aún contagiar el virus.

La mayoría de las mujeres y la mitad de los hombres con clamidia no tienen síntomas. Cuando no hay molestias, la única forma de determinar infección es a través de pruebas en sangre. Menos de la mitad de los adultos entre 18 y 44 años se han realizado rutinariamente exámenes o pruebas de ETS que no sea HIV. Se recomienda pruebas de ETS cada año en personas sexualmente activas.

5.   Sólo se puede adquirir una ETS a través del coito.

Falso. Las ETS se pueden adquirir con cualquier tipo de contacto que involucre algún genital ya sea vaginal, anal, oral o inclusive contacto sexual sin penetración. El herpes y verrugas genitales por HPV pueden contagiarse por contacto piel-piel. Se recomiendo utilizar condón cada vez que se tenga cualquier tipo de relación sexual.

6.   Dos condones son mejor que uno.

Falso. El uso del condón está subestimado, sólo en 2 de cada 3 relaciones sexuales se utiliza. El condón es el método más efectivo para prevenir ETS después de la abstinencia sexual. Previene en un 98% los embarazos y es el único anticonceptivo que además protege contra ETS. Impide contraer infección en fluidos por gonorrea, clamidia, HIV e inclusive por hepatitis viral tipo B y virus Zika. Protege mientras cubra las lesiones ulcerativas (por herpes, sífilis y chancroide) y verrugas por HPV. En una relación sexual donde una persona es HIV positiva y su pareja es HIV negativa, puede reducir la transmisión en un 80-94%.

Los condones son fáciles de usar y son sometidos a rigurosas pruebas durante su fabricación para combinar dureza y elasticidad sin agujeros. Vienen en diferentes textura, espesor, tamaño, olor, sabor y hasta en versión femenina. La sensibilidad al látex es poco común del 0.2 al 8.2% y existen condones libres de látex con material de poliuretano y poli-isopreno. Al brindar protección a ambos, puede incrementar el placer sexual al disminuir los miedos,  la desconfianza y exposición al peligro.

Resultado de imagen para distintos condones
Los errores más comunes relaciones a su uso están: colocarlo al revés y luego darle vuelta (29%), quitarse el condón temprano (28%), colocarse el condón tarde (20%), abrir el paquete con un objeto cortante (10%) y utilizar el condón con lubricantes a base de aceite y vaselina (6.5%). Utilizar dos al mismo tiempo causa ruptura y fugas por la fricción, se pueden utilizar más de un condón por relación sexual pero usado uno cada vez.

7.   Las ETS pueden contagiarse en los baños públicos y piscinas.

Falso. El herpes virus se transmite por contacto genital piel-piel al igual que el HPV. Estos virus no sobreviven fuera del cuerpo en superficie inerte por lo que es imposible adquirirlo al sentarse en el inodoro. Si la persona tiene herpes oral, puede contagiarse al genital durante una relación oral sin condón. Se recomienda el uso del condón con relaciones sexuales realizadas en piscina o jacuzzi ya que el calor y el cloro no necesariamente aniquilará todos los virus  y bacterias.

8.   Las ETS no producen cáncer.

Falso. El virus del papiloma humano (HPV) es el principal causa de cáncer cervicouterino, cáncer de pene y cáncer de ano. También el HPV puede producir cáncer de boca y garganta (orofaríngeo). La infección crónica por hepatitis B y C puede conllevar a cáncer del hígado. La mitad de las infecci
ones por el virus de la hepatitis B son transmitidas sexualmente y este virus es 100 veces más contagioso que el HIV. Personas con HIV positiva con descenso progresivo de sistema inmune, pueden desarrollar sarcoma de Kaposi, Linfoma No-Hodgkin y cáncer cervicouterino.  

9.   No se puede adquirir dos ETS a la vez.

Falso. La clamidia y gonorrea producen uretritis en los hombres y cervicitis en las mujeres. La mayoría de las mujeres no tienen síntomas y son más susceptibles a adquirir ETS a diferencia de los hombres. Generalmente pacientes diagnosticados con gonorrea tienen co-infección por clamidia. Se ha reportado en estudios que 24% de hombres heterosexuales y 38% de mujeres con gonorrea, tienen también clamidia. Esta co-infección puede llegar hasta el 40-50% en grupos de 15 a 24 años de edad. Y viceversa, en 18% de los hombres y 13% de las mujeres con clamidia, tienen también gonorrea. Esto justifica el uso de antibióticos empíricos simultáneos para ambas infecciones.

Contraer una ETS no tratada, presenta 10 veces mayor riesgo de adquirir HIV. La sífilis y herpes producen úlceras (chancro) y ampollas que se rompen y facilitan la entrada de HIV al cuerpo. Hay mayor carga viral de HIV en el fluido de personas con una ETS activa. Aproximadamente un tercio de los casos nuevos diagnosticados con sífilis, son personas con HIV positivo conocido. Hombres que tienen relaciones sexuales con hombres son los más afectados (hasta el 83%) por coinfección de HIV y sífilis.

Todas las ETS se previenen con vacunas y pueden curarse.  

Falso. Hasta el momento, sólo el HPV y el virus de la hepatitis B se previene con vacunas disponibles en nuestro país. La vacuna contra HPV se recomienda en pre-adolescentes niños y niñas entre 9 y 12 años de edad hasta la edad de 21 y 26 años en hombres y mujeres, respectivamente si no han sido vacunados. Se extiende en hombres hasta los 26 años si tienen relaciones sexuales con otro hombre o tienen HIV positivo.

La vacuna contra hepatitis B se recomienda en personas: menores de 19 años no vacunadas, que hayan sido tratadas por ETS o con parejas sexuales con hepatitis B, contacto laboral con sangre, en hemodiálisis, HIV positivo, hombres que tienen sexo con otro hombre, abuso de drogas intravenosas, prisioneros y para viajes a áreas con alta prevalencia de hepatitis B.

Se encuentra en desarrollo la vacuna contra HIV y herpes. Hay ETS que no se curan, generalmente producidas por virus. Una vez se adquiere la infección por HIV, herpes y HPV, esta infección es de por vida. Aunque la clamidia se cura con antibióticos, hasta 15% de las mujeres infértiles por enfermedad inflamatoria pélvica son debido a una ETS no tratada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario