domingo, 6 de noviembre de 2016

Retiran médicos áreas riesgo Cabral y Báez
Resultado de imagen para hospital cabral y baezSANTIAGO. La Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) dispuso el retiro de sus médicos internos del sistema de rotación por las áreas consideradas de alto riesgo del hospital José María Cabral y Báez, ante el brote de tuberculosis que afecta a personal médico, enfermeras y empleados administrativos de ese centro asistencial.
Sin embargo, la Madre y Maestra aclaró que mantendrá a los estudiantes de la carrera de Medicina que realizan su programa de internado en el hospital José María Cabral y Báez, pero adoptando las previsiones de lugar.
Entre los lugares considerados de alto riesgo por las autoridades de la PUCMM se encuentran la emergencia, gineco obstetricia y pediatría, por lo dispuso a los galenos el uso obligatorio de aditamentos, principalmente mascarillas de alto nivel de protección, para prevenir el contagio.
Concomitantemente con esa medidas, las autoridades universitarias decidieron reubicar algunos internos de manera transitoria en otros centros asistenciales de la ciudad, tanto públicos como privados.
Dichas disposiciones se están aplicando desde hace algunos días, luego de una reunión con los coordinadores y tutores del programa de internado de la carrera de Medicina de la PUCMM.
En otro encuentro realizado el pasado viernes con estudiantes internos y sus padres, encabezado por la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud, Mariana Moreno, y la directora del Departamento de Medicina, Mary Anne Butler, se acordó que la PUCMM seguirá tomando todas las medidas de lugar para garantizar la seguridad sus médicos residentes en el Cabral y Báez, ante la situación creada por el brote de tuberculosis.
Residentes de la UASD
El director general del recinto regional de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Genaro Rodríguez, dijo que se han tomado medidas de bioseguridad con estudiantes de ese centro de altos estudios que ofrecen servicios en el Cabral y Báez.
Rodríguez precisó que técnicos de la UASD recomendaron mantener a los pre internos, internos y residentes rindiendo servicios, luego que en el Cabral y Báez se tomaron medidas internas de bioseguridad.
Llamó a manejar con prudencia y responsabilidad el tema, en atención al impacto que produce entre los pacientes que asisten a ese centro de salud de carácter regional.
Aseguró Rodríguez que las autoridades del hospital José María Cabral y Báez están aplicando los protocolos y correctivos, como lo impone la Organización Mundial de la Salud (OMS).
“La información que tenemos por voz de nuestros técnicos es que el brote de tuberculosis en el Cabral y Báez está controlado, que están haciendo el levantamiento de la cantidad de personas que están afectadas, para darle el tratamiento que técnicamente que se dan en esos casos”, agregó.
Entretanto, la dirección del Cabral y Báez anunció el sábado que mañana lunes en rueda de prensa especialistas en epidemiología, junto a las autoridades de ese centro de salud ofrecerán detalles sobre lo que ocurre allí con la tuberculosis.
El viernes el secretario de organización del Sindicato Nacional de Servicios de Enfermería (Sinatrae), Silvano Geraldino, dijo que la cifra de infectados oscila entre 20 y 25, lo que atribuyó al hacinamiento en que se encuentra el hospital José María Cabral y Báez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario