miércoles, 20 de julio de 2016

Los bromuros y la salud.



 Límite de exposición 0.1 ppm, dosis letal calculada 1mL/Kg de peso. Efecto altamente corrosivo destrucción completa de piel y mucosas, ya sea por contacto(piel), ingestion (tracto gastrointestinal) o por inhalación de los vapores (pulmones). 
Los síntomas potenciales de la sobreexposición son vértigos, dolor de cabeza; lacrimacion, epistaxis; tusigeno, sensación de opresión, edema pulmonar y pulmonía; dolor abdominal, diarrea; erupciones; quemaduras severas de ojos y de la piel. 

Los bromuros, especialmente el bromuro de potasio, se usaron con frecuencia como sedantes durante los siglos XIX y XX. Esto dio a la palabra "bromuro" su connotación coloquial y la creencia popular sobre sus funciones hizo que se usara en exceso.
El ion bromuro es antiepiléptico, y las sales de bromuro todavía se usan con esa función, particularmente en medicina veterinaria. La vida media de los bromuros en humanos (12 días) es larga en comparación con muchos fármacos, haciendo que la dosis sea difícil de ajustar (una nueva dosis puede requerir varios meses hasta alcanzar el equilibrio).
Las concentraciones de ion bromuro en el fluido cerebroespinal son aproximadamente un 30% de las existentes en sangre, y están fuertemente influenciadas por la ingesta de cloruros y el metabolismo.2
La toxicidad crónica de los bromuros puede desencadenar el bromismo, un síndrome con múltiples síntomas neurológicos. La toxicidad de los bromuros también puede desencadenar erupciones de piel. Ver bromuro de potasio.

El bromuro de litio se usó como sedante a comienzos del siglo XX, pero entró en desuso en la década de los 40 cuando algunos pacientes de corazón murieron después de usarlo como sustituto de la sal común.3 Como el carbonato de litio y el cloruro de litio fue usado como tratamiento del desorden bipolar

No hay comentarios:

Publicar un comentario