lunes, 18 de julio de 2016

Alimentos fotoprotectores para la piel.


DERMATOLOGÍA

Nutrientes para proteger la piel del sol

Al uso de cremas, sombreros y gafas hay que añadir una buena alimentación. Descubre los alimentos fotoprotectores

EFE | Inmaculada Tapia
Sol, sol y más sol.  Para prevenir sus efectos no es suficiente con aplicarnos protección, hay que estimular la síntesis de melanina de manera natural. 
Así lo explica Inmaculada Canterla, farmacéutica experta en dermocosmética y nutrición, directora de Cosmeceutical Center, quien asegura que para proteger la piel del sol “es importante estimular la síntesis de melanina, que es el antirradical natural más potente”.
Canterla indica que nutrientes como el Q10, los betacarotenos y los suplementos vitamínicos ricos en antioxidantes ayudan a la protección natural de la piel en verano.
“El 90 % de los signos visibles del envejecimiento cutáneo los causa la exposición solar”. No basta, dice la nutricionista, con proteger la piel con cremas, sombreros o gafas de sol, es “imprescindible seguir unos buenos hábitos de alimentación que ayuden a la protección natural y propia de la piel”.
Para ello, Canterla recomienda no descuidar la ingesta de Q10, nutriente que es el primer antioxidante en degradarse en la piel por la acción del sol. “De ahí la importancia de tomar alimentos que lo contengan”, dice.
Presente en pescados, mariscos, espinacas y nueces, resulta un suplemento básico para reforzar la protección natural de la piel.
El betacaroteno es uno de los más importantes elementos “precursores de la vitamina A”. Ayuda a mantener la piel sana, evitando los daños de la radiación solar.
Betacaroteno
Abunda en la calabaza, las zanahorias, los melocotones, albaricoques, la papaya, los pimientos. Aunque no conviene “excederse en su consumo, porque puede suponer una sobredosis de vitamina A que puede ser dañina para el hígado, entre otros”, comenta la nutricionista.
Rica en vitaminas y un potente aliado de belleza, la zanahoria cuenta con una elevada concentración de vitaminas (C, indicada para el cuidado de la piel; B, que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, y E, antioxidante) y sales minerales (potasio, calcio y magnesio), dicen los especialistas en nutrición de Granini.
La vitamina C ayuda a equilibrar la respuesta inflamatoria del cuerpo, los mecanismos antioxidantes y la actividad apoptótica saludable. Se encuentra de forma abundante en frutas cítricas, coliflor, espinacas, además de en la mayoría de frutas y verduras.
Suplementos
Canterla no descarta los suplementos orales que apoyan la “efectividad de los protectores solares tópicos protegiendo así toda la superficie cutánea”.
“Lo mejor es alimentarse y usar suplementos vitamínicos ricos en antioxidantes que son los más importantes aliados para prevenir el daño de la radiación UV y que ayudan a las células a protegerse de los eritemas”, concluye la farmacéutica y directora de Cosmeceutical Center.
(+)
¿UNA ENSALADA NOS PROTEGE?
¿Puede una ensalada proteger la piel del sol? Elaborada a base de quinoa, pollo, espinacas, tomate, cilantro, naranja y vinagreta de lima, esta ensalada podría ser un elemento ideal para proteger la piel, según David Monzón, propietario y responsable de los menús de Bendita Locura.
“Protegernos del fotoenvejecimiento a través de la alimentación es posible gracias a ciertos productos como el tomate, el aceite de oliva virgen extra o la quinoa, pero si además forman parte de una combinación deliciosa, cuidarse se convierte además en un auténtico placer”, dice Monzón.
Reconoce que la ensalada es uno de los platos más apetecibles del verano. “Las hay para mantener los kilos a raya, para reducir la presión arterial, mejorar la retención de líquidos y para prevenir y corregir los efectos de los rayos del sol sobre nuestra piel”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario