lunes, 21 de marzo de 2016

La Palabra Diaria, ORAR POR OTROS


ORAR POR OTROS.
Al orar, me doy cuenta de mi unidad con el Espíritu y con todas las personas. 
     Muy a menudo quienes màs necesitan amor no lo lo reciben porque buscan satisfacer sus necesidades por medio de maneras dolorosas o mal guidas, Aunque es importante fijar límites claros alrededor de tales personas, todavía puedo orar por ellas.
    Orar por quienes percibo como mis``enemigos``no es sòlo beneficioso para ellos, sino también invaluable para mi crecimiento y bienestar espirituales. Acojo la enseñanza de Jesús de ``amen a sus enemigos`` y oro por la paz y el bienestar de todo el mundo.
     Al orar por quienes no parecen merecerlo, mi corazón rebosa de compasión y perdón profundos. Soy bendecido por esta compresión de mi unidad con el Espíritu y con todas las personas.
Pero yo les digo: Amen a sus enemigos... y oren por quienes los persiguen.-Mateo 5:44

No hay comentarios:

Publicar un comentario