miércoles, 20 de enero de 2016

OEA emprende en Honduras su primera misión contra la corrupción e impunidad

OEA emprende en Honduras su primera misión contra la corrupción e impunidad

Washington.- La Organización de Estados Americanos (OEA) firmó hoy con el Gobierno de Honduras su primera misión contra la corrupción y la impunidad en un país miembro, un convenio de cuatro años en el que el organismo se reserva el derecho a retirarse si hay incumplimientos.
El secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, firmaron hoy el documento en la sede del organismo en Washington ante altos funcionarios del Gobierno estadounidense, líderes de la sociedad civil hondureña y activistas ligados al movimiento de los “indignados”.
“Hoy abrimos un capítulo de esperanza en Honduras. Me comprometo a garantizar que la misión no será una formalidad más, por el contrario, yo mismo me involucraré periódicamente para asegurar que cumpla con el mandato establecido”, afirmó Almagro.
“Por ello he solicitado a todos los involucrados que nos abran una cuota de confianza, ya que se trata de un emprendimiento que puede transformar el país en la dirección correcta”, añadió.
El titular de la OEA advirtió de que el objetivo de efectuar un cambio cultural y estructural en las instituciones de justicia del país “no será tarea fácil” y recordó que en iniciativas de este tipo “no hay gratificación instantánea”.
Almagro aseguró que el Gobierno hondureño le ha garantizado que la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) tendrá “pleno acceso” a documentos y registros para investigar casos de redes corruptas, algo “fundamental para poder ir adelante”.
El presidente hondureño ratificó hoy ese compromiso y defendió que en sus dos años de mandato su Gobierno ha “atacado decididamente el crimen y el narcotráfico” y ha emprendido medidas para combatir la corrupción.
“Hoy sentimos la necesidad de encuadrar todos los esfuerzos que hemos venido desarrollando en un marco institucional, queremos ganar la batalla pero sobre todo la guerra contra la impunidad”, dijo.
“De muy poco sirve contar con el apoyo internacional si las instituciones quedan tan débiles como siempre, ya lo hemos visto, aprendamos de los errores”, añadió sin hacer ninguna alusión directa.
En la presentación de la misión participó también la Federación de Organizaciones no Gubernamentales para el Desarrollo de Honduras (Foprideh), que aglutina más de 80 asociaciones nacionales e internacionales.
“Cuando se gestó el movimiento de ‘indignados’ propusimos soluciones que consideramos que hoy en su mayoría están plasmadas en este acuerdo.
Por eso estamos hoy presentes en este evento histórico para el país”, explicó a Efe Arnaldo Bueso, representante de la Federación.
“Para nosotros como sociedad lo más importante es el observatorio (del sistema de justicia penal), es lo que va a dar vida realmente a la misión. (…) En el momento que veamos que esto no sea funcional, vamos a poner nuestra voz de alarma”, agregó.
La misión incluye un Observatorio del Sistema de Justicia Penal que será la principal herramienta de la sociedad civil para examinar la evolución de la iniciativa y señalar incumplimientos. Preguntado por el rechazo de un sector de los ‘indignados’ a la misión de la OEA, Bueso consideró que “algunos han sido permeados por la política y no han dedicado tiempo a analizar lo que hoy se propone”.
El Movimiento Oposición Indignada surgió en mayo de 2015 del hartazgo social ante la impunidad y tras un millonario desfalco en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), para exigir una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (Cicih), similar a la que creó Guatemala con las Naciones Unidas en 2006.
Los ‘indignados’ rechazaron el sistema contra la corrupción propuesto por Hernández, quien pidió a la OEA y a la ONU acompañamiento internacional.
“Hoy no estaríamos aquí si no se hubiera salido a la calle, eso es lo primero. Lo que ocurre es que a la OEA en Honduras no se le ha tenido confianza.
Uno de los motivos fue el papelón que hicieron con el golpe de Estado” contra el expresidente Manuel Zelaya, dijo a Efe Christian Sánchez, directivo de “Pro Honduras Network”, organización del área de Washington ligada al movimiento ‘indignado’.
“Creemos que la ONU tiene mejor credibilidad que la OEA. Pero ahora llega la misión de la OEA y nosotros pensamos que, bueno, a lo regalado no se le busca el lado. Vamos a ver qué es en realidad el acuerdo, porque en Honduras los tres poderes están manipulados por el presidente”, agregó Sánchez.
En este contexto, la OEA pide a la sociedad hondureña un “voto de confianza” y se muestra abierta a acuerdos con la sociedad civil para velar por la transparencia y efectividad de la misión, según explicó a Efe recientemente el secretario para el Fortalecimiento de la Democracia, Francisco Guerrero.
El vocero y representante del secretario general en la misión será el ex primer ministro y exministro de Justicia de Perú, Juan Jiménez, con experiencia en trabajos contra la corrupción y que se trasladará inmediatamente a Honduras.
La misión tendrá financiación internacional, contará con el apoyo técnico de expertos de las Naciones Unidas y será evaluada por Almagro cada seis meses ante el Consejo Permanente del organismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario