jueves, 24 de diciembre de 2015

La salud antes, durante y después de la Cena de Navidad.


cena-navideña-01Cenas Saludables en Navidad

Todas las reuniones navideñas giran en torno a los alimentos, ya que la comida es una de las mejores formas de demostrar gratitud, cariño y afecto. Además, quién se opone a compartir las delicias navideñas como la natilla, los buñuelos, los tamales, el pavo y demás platos especiales.
De acuerdo con la nutricionista Josefina Granados, jefe de Nutrición de la Clínica FOSCAL, “durante estos días de fiesta se consume hasta un 25% más de alimentos y, con este indicador, existe la gran posibilidad de aumentar de peso”.
La Navidad no debería ser sinónimo de subir de peso y mucho menos de romper la dieta. “Lo que debemos hacer es comer con moderación, restringir los tamaños de las porciones y evitar los excesos, dejando de comer al sentirse satisfecho y evitar continuar hasta sentirse exageradamente lleno”, comenta la profesional.
Cuando el banquete es abundante en harinas y calorías, repetir ensaladas, frutas y frutos secos puede ser una buena estrategia. El consumo de agua también le ayudará a sentirse bien y permite una mejor digestión.
“En realidad no hay que eliminar las recetas que más nos gustan en Navidad, sencillamente lo que hay que hacer es ofrecer opciones saludables, eliminar o reducir las grasas, utilizar leche descremada en las recetas, evitar los aderezos y utilizar sustitutos del azúcar, todo esto ayuda a reducir el contenido de calorías en los platos navideños”.
Cuando se programa alguna fiesta o reunión y sabemos que habrá buena comida, será importante entonces buscar un equilibrio gastronómico en el transcurso del día, comiendo liviano.
“Una técnica inteligente de alimentación en la reunión será iniciar con las ensaladas, los vegetales y las cremas o sopas, esto ayudará a reducir la ansiedad con sensación de llenura y así se disminuye el consumo de los otros alimentos. Otro aspecto importante es no abusar del alcohol, pues su consumo aporta 7 calorías por gramo alcohol, las cuales se almacenan como grasa en el organismo”, puntualiza esta profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario