miércoles, 2 de septiembre de 2015

MITOS DE LA SEXUALIDAD EN LOS HOMBRES

La sexualidad humana no sólo responde a factores biológicos, sino también a factores sociales, sentimentales y conductuales, así como también a deseos o fantasías, que son aspectos psicológicos de la sexualidad y de cada cultura.
Alrededor de esto surgen muchos mitos relacionadas con la sexualidad femenina y masculina. A  continuación los 9 mitos más frecuentes de la sexualidad en los hombres:
1.       El alcohol es un afrodisíaco: El alcohol
tradicionalmente se ha considerado un estimulante sexual sin embargo, deprime las funciones del cerebro. Si bien puede facilitar un encuentro sexual al desinhibir emociones y alterar el juicio, disminuye la coordinación de movimientos y la capacidad de concentración dificultando el coito o penetración. La mitad de los hombres en estado de embriaguez han tenido problemas para mantener la erección.
2.       El pene no se rompe en la erección: La pared de los cuerpos cavernosos llenos de sangre se adelgaza durante la erección haciéndolo propenso a lesionarse o fracturarse durante la relación sexual. Es más frecuente durante una relación con “la mujer arriba”. El pene toma al aspecto de una berenjena, es una urgencia urológica ya que produce disfunción eréctil en el futuro y puede haber lesión del conducto de la orina (uretra).
3.       Existe un único orgasmo masculino durante la relación sexual: El orgasmo en hombres generalmente se acompaña de la eyaculación. Una vez alcanzado el orgasmo, los nervios de la erección necesitan llegar a un balance eléctrico y químico para el siguiente ciclo. Este tiempo de espera es el periodo refractario, en el cual disminuye la erección pero su duración es más corta en adultos jóvenes. Se logra múltiples orgasmos al posponer la inminente eyaculación y evitar este periodo refractario.

4.       No se puede controlar la eyaculación rápida: La eyaculación precoz es el trastorno sexual más común en menores de 40 años y afecta aproximadamente el 30% de los hombres. Se define por la eyaculación producida antes del minuto del coito en más de la mitad de las veces por al menos 6 meses. Existe un “punto de no retorno” en el que la eyaculación es inevitable. Entre las técnicas para lograr el control antes de dicho punto están: disminuir la estimulación, presionar el glande, cambiar de posición y contraer los músculos pélvicos.

5.       Entre más dure la penetración, mejor será el placer sexual: Según estudios realizados, la duración de la actividad sexual deseable debe ser entre 7 y 13 minutos, contrario a la creencia popular que debe duras horas. El 42% de las relaciones sexuales se completan durante 2 minutos.

6.       La “impotencia” es un problema psicológico: La impotencia es un término es desuso, ha sido reemplazo por disfunción eréctil que es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria. Las causas pueden ser psicológicas u orgánicas. El 85% son por causas orgánicas que pueden generar ansiedad y estrés. Entre las causas más comunes están la diabetes (30%), enfermedades vasculares como hipertensión arterial y enfermedad arterial coronaria (40%) y el uso de medicamentos como antihipertensivos y antidepresivos (25%).
7.       Es malo masturbarse mucho: No existe una cifra de cuántas veces un hombre debería masturbarse para ser normal. No es importante la cantidad pero si la interferencia con las actividades diarias de la vida y los problemas que pueda generar de pareja. La masturbación masculina es parte de su sexualidad y no debe considerarse como un signo que algo anda mal en una relación.
8.       El pene torcido es normal: Cuando se adquiere una curvatura o angulación que deforma y acorta, causa inicialmente dolor, disfunción eréctil y dificultad en la penetración.  La causa de la enfermedad de Peyronie se desconoce, se sugiere que la inflamación por microtraumas desarrollan una placa fibrosa en el cuerpo del pene.
9.       El tamaño del pene influye en el placer sexual: El 85% de las mujeres están satisfechas con el tamaño y proporción del pene de su pareja y el 45% de los hombres consideran que tienen un “pene pequeño”. La longitud del pene flácido es de 7 a 10 cm y aumenta hasta 12 a 16 cm durante la erección.  El tamaño del pene flácido no se correlaciona con la del pene erecto. Lo que determina la satisfacción sexual de pareja es la autoconfianza, estimulación previo al coito y el roce firme sobre la zona inicial de la vagina que involucra el clítoris y su pared anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario