martes, 29 de septiembre de 2015

La Palabra Diaria,CAMBIO,martes,29 de septiembre,2015,


CAMBIO.
Acojo con gracia los cambios de la vida. 
     En algunos lugares del mundo, cuando los días fríos se acercan, los animales se preparan para invernar y los árboles sueltan sus hojas. Instintivamente se mueven de una estación a otra. Los seres humanos tendemos a resistir el cambio, aunque sabemos que es una parte esencial de nuestro crecimiento.
     Si encuentro que lucho con los cambios, recuerdo que estoy capacitado y preparado para manejar con éxito cada estación de mi vida. Visualizo que tal como los árboles sueltan sus hojas , yo suelto toda creencia y modo de ser que no sea para mi mayor bien. Sigo el ejemplo de los animales que invernan y brindo a mi mente y cuerpo momentos de quietud y reflexión. Mi vida sigue un patrón divino, y emerjo más fuerte, sabio y afable de cada estación.
Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.-Esclesiastès 3:1







No hay comentarios:

Publicar un comentario