domingo, 30 de agosto de 2015

´¿El respeto al derecho ajeno es la paz.´´

Afrenta Conducta de haitianos desafía a dominicanos
Publicado el 29 de agosto del 2015 - 11:59 pm por 
e-mail: r.german[@]elnacional.com.do

Desde hace cinco años, bandas de haitianos fuertemente amados y grupos organizados de ese país cometen desmanes y atropellos de todo tipo contra República Dominicana, que van desde ataques a personalidades como el ex presidente Leonel Fernández, hasta robos y saqueos de camiones repletos de mercancías.
Los desmanes abarcan también el secuestro de personal diplomático de servicio en sedes consulares atacadas a tiros y a pedradas; quema de banderas dominicanas, asalto a un cuartel militar y la veda a decenas de productos de origen dominicano.
Las acciones afrentosas contra República Dominicana tuvieron su inicio el 5 de diciembre del 2012, cuando el entonces presidente dominicano Leonel Fernández se vio obligado a salir de Puerto Príncipe en forma anticipada.
Fernández era objeto de un homenaje en el Palacio Nacional de Puerto Príncipe cuando grupos fuertemente armado, atrincherados detrás de vehículos, dispararon con ametralladoras contra el primer ejecutivo dominicano.
El mandatario dominicano salió del Palacio presidencial de Haití por la parte trasera y logró salir ileso, pese a la emboscada con un vehículo incendiado para impedirle el paso en su regreso a Santo Domingo.
Los camioneros
Los continuos secuestros y asaltos a camiones de carga que salen de República Dominicana llevando distintos tipos de mercancías hacia Haití no son una novedad.
Tan solo en los últimos cinco años, 274 camioneros dominicanos han sido interceptados, golpeados y secuestrados por turbas armadas en territorio haitiano, las cuales se han apoderado de millones de pesos en mercancías, sin que tales desmanes sean enfrentados y sancionados por las autoridades del vecino país.
Los asaltos y secuestros de camioneros dominicanos se producen desde comienzos del 2009, en promedio 46 por año.
El viernes 6 de marzo del 2009, una banda de delincuentes haitianos secuestró en el barrio de Cite Soleil, en Puerto Príncipe, el camión cargado de cemento que conducía hacia Haití el camionero dominicano Héctor Luis Durán, de 23 años.
Durán fue abandonado en una zona despoblada donde fue socorrido por lugareños que lo llevaron al centro de salud Médicos Sin Fronteras.
Las autoridades lograron recuperar la cola de la patana, pero el cabezote quedó en manos de los asaltantes.
El jueves 28 de julio del 2010, el santiaguero Miguel José Reyes Gil, de 40 años, fue secuestrado en el poblado haitiano de Trou du Nord, a 30 kilómetros de la frontera norte con República Dominica, por bandoleros que exigían el pago de 100 mil dólares por su liberación.
Reyes Gil fue rescatado sano y salvo debido a la diligencias del cónsul dominicano Ouanaminthe, en ese momento, Santiago Caba, y de su homólogo haitiano en República Dominicana, Jean Batispte Bien Aime.
Desde entonces los secuestros de camioneros y el saqueo de mercancías continuaron en el 2012, 2013, 2014 y en el año que transcurre en el que más de 63 transportistas dominicanos han sido víctimas de abusos en Haití.
Debido a tal situación la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado) se opone al traslado de mercancías hacia Haití por tierra, si las autoridades haitianas no garantizan las mercancías y los aparatos.
Otos secuestros
Ocho meses después del secuestro y liberación de Reyes Gil, 14 transportistas dominicanos fueron raptados con sus camiones y la mercancía robada en Ouanaminthe, sin que la Policía y otras autoridades haitianas tampoco interviniera.
Soldados de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilidad de Haití (Minustha), realizaron un operativo de rescate de Nelson Rodríguez, Germán Rojas, Junior Vásquez, Jorge Tineo y Félix Gutierrez y otros nueve conductores dominicanos, para que pudieran regresar a sus hogares sanos y salvos.
Siete meses mas tarde en el mismo 2012, otros tres conductores de camiones fueron secuestrado cuando transportaban cemento y alimentos hacia Cité Soliel un sector pobre al Oeste de Puerto Príncipe. Fueron liberados poco después por tropas de la Minustha.
Los secuestros de conductores y el saqueo de los camiones continuó cuando el 22 de abril del 2013 otro conductor fue raptado en Ounaminthe; y el 31 de octubre de ese mismo año, Abad Jiménez (Noel), de 40 años, fue raptado en Haití, porque alegadamente arrolló a una persona con su camión.
Dos meses después otro conductor de patana fue secuestrado en Ouanaminthe, y el 14 de abril del del 2014, Rafael Pérez, conductor nativo de Dajabón, también fue secuestrado en Ouanaminthe, cuando transportaba un furgón conteniendo tejidos.
Blas Peralta
Pese a las cuantiosas pérdidas, los ataques a camioneros dominicanos no han sido enfrentados por las autoridades haitianas con el objetivo de impedirlos.
Blas Peralta, presidente de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado), sostiene que solo en junio pasado 62 camioneros han sido víctimas de ataques y robo de mercancías de parte de grupos armados haitianos.
Peralta reveló que los propietarios de camiones han perdido más de cien millones de pesos, debido a esos ataques a los transportistas dominicanos.
Según explicó, eso se debe a que los camiones secuestrados y destruidos deben ser reparados por sus dueños debido a que las empresas aseguradoras haitianas no pagan esos daños.
El presidente de Fenatrado dijo que para transitar en Haití los camioneros dominicanos deben pagar un seguro de 80 mil dólares, valedero por un mes, pero cuando el aparato es secuestrado y dañado las compañías aseguradora no cubren los daños.
“En las condiciones actuales, el transporte de mercancías hacia Haití no es rentable”, dijo Peralta
Los consulados
Los ataques a pedradas y botellazos contra las sedes diplomáticas y consulares dominicanas, constituyen otra causa de afrenta a la República que no ha sido resuelta.
Desde el 2012 hasta la fecha grupos enardecidos han atacado en cinco ocasiones el consulado dominicano en Ouanaminthe y en una ocasión el consulado dominicano en Anse A-Pitre, obligando a evacuar el personal que en dos ocasiones ha sido detenido en contra de su voluntad por manifestantes.
El 12 de marzo del 2012 se produjo un ataque a pedradas y botellazos contra el consulado dominicano en Ouanaminthe, que obligó al cierre de la sede consular.
Otro ataque similar se produjo el 9 de enero del 2013, cuando el personal del consulado tuvo que ser evacuado por la pate trasera para evitar una agresión de manifestantes.
Un año después a principio de enero del 2014 se produce otro ataque a tiros, pedradas y botellazos contra la misma legación consular en Ouanaminthe, provocando nuevamente el cierre de la misma y la evacuación del personal.
El primero de enero del 2015, grupos de manifestantes que festejaban la Independencia de Haití atacan nuevamente el consulado dominicano en la ciudad de Ouanaminthe, manteniendo en calidad de secuestrados a los militares y el personal civil.
La legación fue cerrada durante una semana, luego que tropas de la Minustha rescataran a los secuestrados e impusieran el orden.
Ese mismo día en Anse A-Pietre, grupos de haitianos fuertemente armados asaltan el consulado dominicano y mantienen secuestrados a tres militares y dos civiles en represalia por el apresamiento de varios pescadores haitianos que operaban en aguas dominicanas.
Cuatro días después nuevamente el consulado de Ouanaminthe es agredido a tiros, pedradas y botellazos obligando al cierre otra vez.
Nadie ha sido sancionado por tales acciones.
Quema de bandera
La quema de la bandera dominicana ha sido otro tipo de afrenta de nacionales haitianos contra los dominicanos.
En diciembre de 2013 un joven haitiano de nombre Johnny Pierre fue apresado por quemar la bandera dominicana en el distrito municipal de Santa Lucía, en El Seibo.
Varios haitianos fueron apresados en la comunidad de San Víctor, Moca, el 27 de abril del 2014, cuando en un ritual de vudú quemaron y pisotearon la bandera nacional.
El 27 de febrero del 2015, en La Otra Banda de Higüey, varios obreros haitianos quemaron una bandera dominicana, por lo que fueron apresados y sometidos a la justicia.
En esa misma fecha manifestantes haitianos incendiaron la bandera dominicana que ondeaba en el consulado dominicano en Puerto Príncipe.
Como se ve las afrentas y atropellos contra la República Dominicana se producen desde hace varios años, sin que las autoridades dominicanas exijan respeto.
Tales acciones generan actitudes de rechazo hacia los haitianos que residen en el territorio dominicano, sin que éstos tengan nada que ver con lo ocurrido.
De todos modos queda por ver qué hará el Gobierno dominicano para exigir respeto y evitar que situaciones humillantes y afrentosas, sigan ocurriendo contra ciudadanos dominicanos que se ven obligados a penetrar al territorio haitiano por distintas razones.
Cronologia
2009
Héctor Luis Durán, camionero dominicano, es secuestrado en Cite Soleil, Puerto Príncipe, y la carga que tansportaba robada.
2010
Miguel José Reyes Gil, camionero dominicano, nativo de Santiago es secuestrado con swu camión en Trou Du Nord.
2012
El presiente Leonel Fernández es objeto de un atentado a tiros, pedradas y botellazos en Puerto Príncipe.
2012
Tropas de la Misión de Las Naciones Unidos para la Recuperación de Haití, rescatan a 14 transportistas dominicanos secuestrados en Trou Du Nord.
2013
Abad Jiménez (Noél) es secuestrado en Ouanaminthe por un alegado accidente de tránsito por el cual nunca fue notificado.
Asaltan cuartel militar
El 4 de julio pasado un grupo de desconocidos asaltó el cuartel del Ejército de la República Dominicana en El Embalse, a 8 kilómetros de la ciudad de Pedernales.
Los delincuentes robaron dos fusiles militares, luego de encañonar a un militar dominicano que estaba de servicio, cuando se cepillaba los dientes. Los fusiles militares no han sido recuperados pese a los esfuerzos de las autoridades dominicanas. El hecho ha sido calificado como una afrenta más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario