sábado, 29 de agosto de 2015

El asma, una dura barrera en el sexo

NEUMOLOGÍA

Impacto en la sexualidad

El asma, una dura barrera en el sexo

  • El 80% de los pacientes refiere limitaciones en sus relaciones íntimas

  • Un inhalador para el tratamiento del asma.Los médicos deberían tratar estos temas en las consultas de neumología

  • En casos de asma, es fundamental una buena adherencia al tratamiento

Un inhalador para el tratamiento del asma. NIAID

    Facebook  
El asma afecta a un 5% de los adultos y a un 8% de los niños. Se trata de una enfermedad que trae consigo serias dificultades en la vida diaria de los pacientes, incluso en facetas tan inesperadas a priori como la sexualidad. Una reciente encuesta, ('A shadow at work') de Boehringer Ingelheim, revela que el 79% de los pacientes asmáticos reconoce tener limitaciones en sus relaciones sexuales y un 67% ha referido un empeoramiento de los síntomas después de mantenerlas. 
"Las relaciones sexuales pueden desencadenar síntomas de asma, incluso en algún caso, crisis asmáticas", afirma a EL MUNDO Vicente Plaza, jefe del Servicio de Neumología del Hospital de Sant Pau de Barcelona y coordinador del comité ejecutivo de la Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA). Según este especialista, la explicación estándar de estas dificultades es que las relaciones sexuales no dejan de ser un ejercicio físico por lo que para los pacientes con asma, sobre todo los que están mal controlados, este ejercicio hace que el asma empeore y, por tanto, empiecen a tener síntomas asmáticos como puede ser el ahogo o los pitos. 
Sin embargo, una persona asmática con la medicación controlada puede llevar una vida totalmente normal. "Los pacientes que toman el tratamiento de mantenimiento correctamente están mejor controlados y esto les permite afrontar con mayores garantías el ejercicio físico. Es el caso de los deportistas de élite, con deportes muy exigentes como pueden ser ciclistas, que tienen asma y compiten al más alto nivel. Por lo tanto, tener asma no es una condición para no hacer ejercicio físico", sostiene.
Lo que sí es necesario es tomar la medicación cada día y correctamente, algo que no se cumple en todos los casos. Según informa el doctor, entre un 40%-50% de los pacientes con asma no controla su enfermedad, un hecho que se debe principalmente a la falta de adherencia al tratamiento y también a un mal uso del inhalador. Pese a todo, si el paciente toma la medicación de forma adecuada y aun así identifica alguna limitación, se debería incluir medicación de rescate o de alivio. "Esto es  básicamente un broncodilatador de acción rápida a tomar entre 10 y 15 minutos antes, y  tiene un efecto preventivo que permite desarrollar la actividad", explica. 
La encuesta, realizada con el fin de aumentar la conciencia sobre el impacto que el asma ejerce, muestra también limitaciones en otras facetas como la laboral o la salud. Por ejemplo, revela que "el 80% de las personas asmáticas manifiesta que la enfermedad les ha afectado en mayor o menor medida a su productividad en el trabajo, llegando a impedir que trabajen el 12% de las personas encuestadas" o que "el 80% de los pacientes tiene dificultad para conciliar el sueño, el 93% manifiesta tener síntomas durante el día y el 67% asegura que los síntomas les impiden realizar sus actividades diarias". 
Por ello, y según mantiene este facultativo, sería importante, además de concienciar de la importancia de una medicación regulada, incorporar al asma como enfermedad estratégica. "De este modo, se le daría un sello como problema grave que hace que las consejerías de Sanidad de las autonomías la incluyan también como enfermedad importante para que a posteriori se legisle localmente, buscando las mejores acciones que mejoren la vida de los ciudadanos afectados por asma", afirma. 

Hablar de sexo en las consultas


La enfermedad del asma y su represión en la sexualidad es un campo muy poco explorado, y en la actualidad, en las consultas de neumología no se habla de las dificultades sexuales que el paciente pueda tener. "Es un aspecto que en los próximos años vamos a tener que abordar, pues los pacientes tienen un problema y no estamos dándoles solución", advierte el doctor Plaza. 
Una encuesta, realizada a hombres entre 35 y 75 años y publicada en 2012, ponía de manifiesto este problema: en las consultas (en general) no se habla de sexo. Tal es así que el 80% de los entrevistados afirmaba que su médico no le pregunta por su salud sexual. Uno de los principales motivos de este tabú es el fuerte componente cultural y emocional que todavía existe. "Hay una connotación negativa para hablar de estos temas, porque se piensa que ataca a su virilidad, pero la educación y el avance a la sociedad hace que esos prejuicios se vayan eliminando, tomando conciencia de que estos problemas son algo normal, que deben tratarse con total naturalidad", aseguró el doctor Ignacio Moncada en la presentación de esta encuesta. Por ello, los expertos recomiendan abordar estos temas en consulta con un lenguaje claro, sencillo y directo y sobre todo, preguntar todo aquello que no se comprenda. 
En la actualidad, la Enfermería ocupa un lugar muy destacado en estas cuestiones. De hecho, los planes de educación los suelen gobernar y gestionar desde este sector. Habitualmente, señala Plaza, "los pacientes con las enfermeras se sinceran más y tienen una mayor disposición a consultarles o plantearles dudas que no suelen realizar al médico, lo que puede deberse a que a menudo la figura del médico no despierta la misma empatía que el perfil de enfermería con dotes de comunicación y entrenada para comunicar en cuestiones de asma". 
Para paliar estos problemas, este facultativo expone dos recomendaciones principales. La primera, identificar que hay un problema, y para ello "tanto médicos como pacientes debemos tener una actitud más abierta en esto, que nos permita averiguar hasta qué punto hay una limitación de la vida sexual". Y la segunda, la persistencia y adherencia al tratamiento. "Con la publicación de esta encuesta y la poca información que existe en este tema, es importante que los especialistas recomendemos estas dos cuestiones para ayudar a los pacientes a disfrutar de una vida sexual sana y saludable además de para prevenir síntomas del asma", concluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario