martes, 30 de junio de 2015

Salud acumula cientos de pedidos por falta recursos

ASISTENCIA SOCIAL

Salud acumula cientos de pedidos por falta recursos

ESTE AÑO LA DIRECCIÓN DE ASISTENCIA SOCIAL NO HA RECIBIDO ASIGNACIÓN

  • Diariamente se despachan entre dos y tres cajas de muertos a personas que no tienen la manera de adquirirla cuando fallece algún familiar.
Doris Pantaleón Santo Domingo
Cientos de solicitudes de ayudas sociales, que abarcan leche, pañales desechables, canastillas, sillas de ruedas, camas de posturas para enfermos, suplemento alimenticio, aparato auditivo y apoyo estudiantil, entre otros, han empezado a acumularse en la Dirección de Asistencia Social del Ministerio de Salud Pública, debido a la falta de presupuesto.
 En este año, esa dirección, existente en el país desde antes de la creación del Ministerio de Salud Pública, no ha recibido asignación presupuestaria, lo que mantiene a los que laboran en esa área con las manos atadas y sin respuestas a los alrededor de 100 a 150 personas que acuden diariamente a sus oficinas en busca de apoyo para sus necesidades.
 LISTÍN DIARIO tuvo acceso a algunos de los expedientes documentados con fotos de personas en camas, con discapacidad motora, madres embarazadas y envejecientes, con copias de cédulas e indicación médica.
Se estima que unas 600 mil personas se benefician mensualmente de los diferentes programas que se manejan a través de esa dirección. No obstante, no fue posible obtener una cifra exacta de la cantidad de recursos económicos que encierran los mismos, porque al parecer por años se estuvo manejando sin controles rigurosos, aunque se informó que actualmente se implementan criterios de evaluación.
Entre los programas que se manejan a través de Asistencia Social se encuentran los Hogares de Día para envejecientes y parte de los asilos de ancianos; ayuda económica de entre RD$600 y RD$1,200 mensuales, alimentos, proteína, medicamentos y leche a envejecientes en pobreza, y ayudas estudiantiles que van de RD$1,500 a RD$2,000 para que familias pobres puedan mandar sus hijos a la universidad.
También dirige el Programa Médico Social que atiende, luego de realizar un perfil socio-económico, los pedidos de ayuda económica de personas con enfermedad terminal, traumas que incapacitan y pacientes ingresados en centros de salud que no pueden pagar la factura médica. Además, el capítulo de suministro de materiales de urgencias como ataúdes, sillas de rueda, cama de posición, pañales desechables para personas con incontinencias, aparatos auditivos, colchonetas, tanques de gas para familias que se les quema la casa y canastillas para madres solteras y adolescentes, entre otros.
DECISIÓN DE LA MINISTRA 
A su llegada al Ministerio de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino, anunció que esa institución ya no seguiría dando leche, colchones, cajas de muertos y otras ayudas de ese tipo y que los RD$20 millones que se destinaban a ello serían dirigidos al Programa de Medicamentos de Alto Costo. No obstante, las solicitudes de asistencia continúan llegando y hay personas, entre ellos los que reciben ayuda de leche, que han empezado a quejarse.
Las actuales autoridades de la Dirección de Asistencia Social mantienen activo un equipo de personas que se encarga de revisar y evaluar cada solicitud y las más perentorias son enviadas a la Ministra vía el viceministerio administrativo y financiero, que dirige Mercedes Rodríguez.
Mensualmente a través de Asistencia Social se distribuían cerca de un millón y medio de unidades de leche a personas con discapacidad; envejecientes; adolescentes embarazadas; mujeres desamparadas con hijos; personas abandonadas; personas con enfermedades catastróficas; a hogares de ancianos; a centros de atención a los adolescentes en conflicto con la ley y familias por debajo de la línea de pobreza que son ubicados por trabajadores sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario