miércoles, 10 de junio de 2015

Niñas y adolescentes pasando a ser madres.


MATERNIDAD LA ALTAGRACIA

Casi dos mil adolescentes han dado a luz en este año

EN ESE HOSPITAL, DE 8,868 CONSULTAS, 2,270 LA OFRECIERON A ADOLESCENTES

  • En la Maternidad La Altagracia, 1,723 de los 5,777 partos ocurridos en el primer semestre de este año, fueron a madres menores de 18 años, mientras que 1,411 a mujeres de nacionalidad haitiana.
Katheryn Luna Santo Domingo
A sus 15 años, Estefani de ”leo ya tiene un hijo y otro en camino de siete meses de gestación. Su primer vástago lo tuvo a la edad de trece años, por lo que no pudo continuar con sus estudios, llegando solo a octavo grado.
La joven es una de las más de dos mil adolescentes embarazadas que acudieron a consultas en los primeros cinco meses del año en la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia.
De cada cinco adolescentes entrevistadas en la maternidad, con edades entre los 15 a 18 años, dos han tenido más de un parto. Esta problemática continúa su curso a pesar de los esfuerzos y lineamientos dentro del plan estratégico para reducir los embarazos en menores de edad del Ministerio de Salud Pública.
Según datos ofrecidos por la directora de la Maternidad Nuestra Señora de La Altagracia, Yoselyn Sánchez, en ese hospital de 8,868 consultas, 25.60% (2,270) entre enero y mayo de este año correspondieron a adolescentes. Asimismo, 29.82% (1,723) de los 5,777 partos fueron a madres menores de 18 años, mientras que 24.42% (1,411) a mujeres de nacionalidad haitiana, otra realidad del sector salud dominicano.
Esfuerzos
Una de las estrategias puntuales del Departamento Materno Infantil y Adolescente del Ministerio de Salud Pública (Digemia) es darle seguimiento a las normas clínicas y al plan estratégico de reducción de la mortalidad materna, dentro de las cuales está la anticoncepción post-evento obstétrico, o sea, que toda madre adolescente salga del hospital con un método anticonceptivo de larga duración.
Según la directora de Digemia, Liliam Fondeur, esta estrategia busca que toda mujer, pero sobre todo las adolescentes, salga de la maternidad con un método anticonceptivo de larga duración, mínimo dos años entre un embarazo y otro, que es lo recomendable desde el punto de vista médico. Este puede ser el dispositivo intrauterino o el implante.
“Estamos haciendo todos los esfuerzos para reducir el embarazo a temprana edad, sobre todo en las adolescentes, hemos estado trabajando a través de las campañas de prevención y promoción de la educación sexual y reproductiva en toda la población para que pospongan el inicio de la vida sexual y aquellas que ya han iniciado la vida sexual para que utilicen un método anticonceptivos preferiblemente métodos de larga duración”, sostuvo. Dijo que el problema radica en que cuando las adolescentes van a consultas, ya vienen con un embarazo avanzado, y esa es una de las complicaciones, porque su cuerpo no está preparado ni físicamente, emocional y muchas veces ni desde el punto de vista psicológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario