domingo, 31 de mayo de 2015

A las madres vivas y muertas se le lleva flores.


DÍA DE LAS MADRES

Cientos acuden a cementerios a llevarles flores a sus madres fallecidas

MUCHOS EMPEZARON A ACUDIR DESDE EL DÍA ANTERIOR A DEDICAR UN MOMENTO A SUS MADRES FALLECIDAS

Doris Pantaleón Santo Domingo
Una madre no se olvida nunca. Esa expresión que se repite con frecuencia quedó demostrada hoy, sobre todo en los camposantos, donde desde temprano cientos de personas acudieron a llevarle flores y limpiar las tumbas de sus madres muertas, al celebrarse en el país el Día de Las Madres.
Con un ramo de flores en las manos, doña Sila Rodríguez acudió, como lo hace desde hace 10 años, al cementerio Máximo Gómez,  para colocarlo en la tumba de su madre Consuelo Rodríguez, quien la crió con mucha dedicación junto a sus otros 10 hermanos.
Dice que sale temprano desde el kilómetro 11 y medio de la Carretera Sánchez donde vive, a llevarle flores. “No traigo muchas flores, porque se las roban, ya usted sabe que no hay seguridad”, dice con pesar mientras continúa su camino hacia la tumba.
Esa realidad se observaba también en el cementerio Cristo Redentor, donde muchos empezaron a acudir desde el día anterior a dedicar un momento a sus madres fallecidas.
En el Cementerio Puerta del Cielo, un concepto distinto de camposanto,  cientos participaron en una eucaristía oficiada por el párroco Roberto Solano, y posteriormente en el lanzamiento de globos blancos,  donde escribían un mensaje de recordación a sus seres queridos

No hay comentarios:

Publicar un comentario