viernes, 10 de abril de 2015

Países mejoran la estrategia contra males del corazón

CARDIOLOGÍA PARA TODOS
Países mejoran la estrategia contra males del corazón
Dr. Ernesto Díaz Álvarez, director Instituto Dominicano de Cardiología.
En el año 2010, una de cada tres muertes en adultos americanos fue causada por enfermedad cardiovascular, o sea, 2,160 muertes por día,  lo que equivale a que la enfermedad cardiovascular cobraba una vida cada 40 segundos. Reportes publicados por la Asociación del Corazón (USA) y el Instituto Nacional de la Salud dan cuenta de que en diciembre del 2013 la primera noticia fue que en el 2000-2010 el número de muertes atribuidas a la enfermedad cardiovascular declinó en un 31% y el número de muertes por año declinó en un 16.7%. En el 2010, el número de muertes atribuidas a enfermedades cardiovasculares fue 235.5 por cada 100,000 individuos.  En los afroamericanos fue 369.2 muertes por cada 100,000 habitantes. En el mismo año (2010) se reportó que una de cada seis muertes, aproximadamente 380,000 individuos en total, se debió a enfermedades coronarias,  o sea, que cada 34 segundos, en América, alguien tiene un evento coronario y cada 83 segundos alguien muere por ello. Del 2000 al 2010 las muertes por accidentes cerebro vasculares (ACV) declinó en 35.8%.
En el 2010 el ACV  produjo  1 de cada 19 muertes en Estados Unidos, atribuyéndose esta disminución al mejor control de la presión arterial, produciéndose un efecto sustancial en la declinación de la mortalidad por ACV, también se produjo un mayor control de la diabetes, del colesterol, así  como en el caso del tabaquismo.
 ¿Ha mejorado el control de la presión arterial? Se estima que la cantidad de hipertensos en Norteamérica ronda los 78 millones de personas, es decir,  33% de la población adulta, cerca de 20 millones de americanos padecen de diabetes (8.3%), y el 14% presenta colesterol aumentado. Según datos de la encuesta nacional de salud, en el 2010 el índice de obesidad en adultos es el 35.7% y si se le añade el sobrepeso la cifra alcanza un 68.8%. A pesar de estas cifras tan alarmantes se viene registrando un progreso franco en la disminución de las enfermedades crónicas no transmisibles y su mortalidad en los países del primer mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario