martes, 14 de abril de 2015

Esteroides, Medicamentos prohibidos en los deportes.

El abuso de los esteroides anabólico-androgénicos puede llevar a problemas graves e incluso irreversibles de la salud; entre ellos, los más peligrosos son daño al hígado, ictericia (pigmentación amarillenta de la piel, los tejidos y los fluidos corporales), retención de líquidos, alta presión arterial, aumento del LDL (el colesterol “malo”) y disminución del HDL (el colesterol “bueno”). Otros efectos reportados incluyen insuficiencia renal, casos severos de acné y temblor. Además, hay algunos efectos colaterales específicos según el sexo o la edad del usuario:
  • En los hombres: encogimiento de los testículos, conteo bajo de espermatozoides, infertilidad, calvicie, desarrollo de los senos y mayor riesgo de cáncer de la próstata.
  • En las mujeres: crecimiento del vello facial, calvicie de patrón masculino, cambios o cese del ciclo menstrual, aumento en el tamaño del clítoris y engrosamiento de la voz.
  • En los adolescentes: cese precoz del crecimiento por madurez esquelética prematura y cambios acelerados en la pubertad; riesgo de tener baja estatura el resto de sus vidas si toman esteroides anabólico-androgénicos antes de pasar por el periodo de “estiramiento” típico de la adolescencia.
Además, las personas que se inyectan esteroides anabólico-androgénicos corren el riesgo adicional de contraer o trasmitir el VIH/SIDA o la hepatitis, enfermedad que causa un daño grave al hígado.
Estanozolol golpea credibilidad del béisbol dominicano
El estanozolol se ha convertido en un problema cultural entre los atletas de la República Dominicana y en especial en los jugadores de béisbol que accionan en las Grandes Ligas, siendo llamativo los últimos casos de Jenrry Mejía, Arodys Vizcaíno y Ervin Santana. Winstrol.
Así lo expone el especialista en medicina deportiva y control de dopaje, doctor Milton Pinedo, quien adelantó que los jugadores dominicanos toman ese medicamento en el país y que llegan a los campos de entrenamientos con esas sustancias en la sangre, la que dura en el cuerpo hasta 12 meses.
En ese mismo orden, explicó que los jóvenes toman ese medicamento por recomendación de las personas que trabajan en sus alrededores y hasta por orientación de sus familiares.
Dijo que la única salida para que estos jóvenes dejen de usar estos medicamentos prohibidos dentro del deporte, es orientándolos en los hogares, en la calle y en los entrenamientos.
Sobre los casos de los jugadores dominicanos, reveló que en el país no existe control del dopaje, lo que aprovechan los jugadores dominicanos para usarlos, sin tener los conocimientos sobre el mismo.
“Es penoso que estos jóvenes sean suspendidos en las Grandes Ligas por el uso indebido de este medicamento, que es está prohibido en el deporte profesional y amateur”, dijo el doctor Pinedo.
Explicó que el nombre de la República Dominicana se debilita moralmente, por tantos casos de suspensión en las Grandes Ligas.
“Se han descrito reacciones secundarias hasta en el 40% de los casos de los hombres y hasta en el 50% de las mujeres de atletas y usuarios de gimnasios.
Los efectos secundarios más frecuentes experimentados por los hombres son acné, irritabilidad, hipertensión, insomnio, depresión y pérdida del cabello. En las mujeres, las reacciones adversas más frecuentes son virilización y acné”, indicó Pinedo.
Insiste en que el peligro que corren los atletas en incurrir en este uso es bastante peligroso.
Los dominicanos fueron suspendidos por el consumo del mismo esteroide, conocido comercialmente bajo el nombre de Winstrol.
El Stanozolol es un poderoso esteroide que se usa principalmente entre los fisiculturistas.
“Cuando se utilizan en dosis muy altas se reduce la cantidad y calidad del semen en los varones produciendo, en unos pocos meses, esterilidad y disminución de la libido.
Se desconoce con exactitud el tiempo requerido para recuperar la normalidad aunque se estima en cinco y seis meses después de la última dosis pero todavía a los 12 meses aparecen rastros en análisis antidopaje”, dijo el experto.
Además del béisbol, el atletismo y el levantamiento de pesas son otras disciplinas que atraen a usuarios de esta sustancia.
El caso es peligroso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario