sábado, 14 de marzo de 2015

Escasez de médicos en Portugal

SALUD

Colapso hospitalario

Map of portugalSin doctores en Portugal

  • Manifestación de portugueses en defensa de los servicios públicos.Un millón de personas no tiene médico de familia en el país vecino

  • Cuando quieren ser atendidos, tienen que ir a Urgencias, donde hay colas desde las 05.0

  • Faltan doctores en Portugal. En abril de 2011, el entonces secretario de Estado adjunto de Sanidad portugués, Manuel Pizarro, perteneciente al anterior Gobierno socialista, dijo que "el problema de la escasez de médicos en Portugal estaría resuelto en 2014 o 2015". Poco después, el ex primer ministro José Sócrates, actualmente en prisión provisional por sospechas de corrupción y fraude fiscal, presentó su dimisión. Hubo elecciones anticipadas y venció el socialdemócrata Pedro Passos Coelho, para quien el problema de la falta de facultativos también se convirtió en una prioridad que debía resolverse.Faltan doctores en Portugal. En abril de 2011, el entonces secretario de Estado adjunto de Sanidad portugués, Manuel Pizarro, perteneciente al anterior Gobierno socialista, dijo que "el problema de la escasez de médicos en Portugal estaría resuelto en 2014 o 2015". Poco después, el ex primer ministro José Sócrates, actualmente en prisión provisional por sospechas de corrupción y fraude fiscal, presentó su dimisión. Hubo elecciones anticipadas y venció el socialdemócrata Pedro Passos Coelho, para quien el problema de la falta de facultativos también se convirtió en una prioridad que debía resolverse.
    Sin embargo, cuatro años después, sigue habiendo en Portugal un millón de personas que no tienen un médico de familia. En la práctica, esto significa que, cuando solicitan una consulta en el centro de salud que les corresponde, ésta tiene que ser de urgencia y con el médico que esté de servicio. Esto no garantiza que sean vistos el mismo día y tampoco es fácil, sin médico de familia, conseguir análisis de rutina, ya que las consultas de urgencia no están destinadas a esa finalidad.
    Para poder ser atendido por un médico, hay centros de salud en Portugal que empiezan a tener colas de espera varias horas antes de que abran las puertas, ya que los médicos de urgencia tienen un número limitado de asistencias. Así que un paciente puede estar desde las 5.00 horas de la mañana en la puerta de un centro de salud sin la garantía de ser atendido.
    La alternativa son los hospitales, que en el invierno, con el pico de la gripe, se han visto colapsados. En algunos las esperas llegan a alcanzar las 24 horas y varios enfermos han fallecido mientras esperaban a ser atendidos por un médico.
    El actual ministro de Sanidad, Paulo Macedo, ha prometido más concursos públicos para reducir el número de portugueses sin médico de familia a la mitad (500.000), para antes de verano, al final de la legislatura. Pero para el presidente del Colegio de Médicos,José Manuel Silva, falta "sentido común para acabar con estúpidos e ilegales concursos cerrados que impiden a los médicos presentarse y alejan a los jóvenes del interior del país".
    El médico de familia, quien tiene la suerte de tenerlo, cuesta tres euros, y una urgencia en el centro de salud, cinco euros. Si la urgencia es en el hospital, supera los 20 euros. Teniendo en cuenta las largas listas de espera, al final, la opción para quien puede permitírsela es la medicina privada. Pero con un sueldo mínimo nacional de 505 euros, un millón de trabajadores precarios y sin contrato y un 13% de desempleo, cada vez son menos los que pueden adquirir un seguro médico en Portugal
    Sin embargo, cuatro años después, sigue habiendo en Portugal un millón de personas que no tienen un médico de familia. En la práctica, esto significa que, cuando solicitan una consulta en el centro de salud que les corresponde, ésta tiene que ser de urgencia y con el médico que esté de servicio. Esto no garantiza que sean vistos el mismo día y tampoco es fácil, sin médico de familia, conseguir análisis de rutina, ya que las consultas de urgencia no están destinadas a esa finalidad.
    Para poder ser atendido por un médico, hay centros de salud en Portugal que empiezan a tener colas de espera varias horas antes de que abran las puertas, ya que los médicos de urgencia tienen un número limitado de asistencias. Así que un paciente puede estar desde las 5.00 horas de la mañana en la puerta de un centro de salud sin la garantía de ser atendido.
    La alternativa son los hospitales, que en el invierno, con el pico de la gripe, se han visto colapsados. En algunos las esperas llegan a alcanzar las 24 horas y varios enfermos han fallecido mientras esperaban a ser atendidos por un médico.
    El actual ministro de Sanidad, Paulo Macedo, ha prometido más concursos públicos para reducir el número de portugueses sin médico de familia a la mitad (500.000), para antes de verano, al final de la legislatura. Pero para el presidente del Colegio de Médicos,José Manuel Silva, falta "sentido común para acabar con estúpidos e ilegales concursos cerrados que impiden a los médicos presentarse y alejan a los jóvenes del interior del país".
    El médico de familia, quien tiene la suerte de tenerlo, cuesta tres euros, y una urgencia en el centro de salud, cinco euros. Si la urgencia es en el hospital, supera los 20 euros. Teniendo en cuenta las largas listas de espera, al final, la opción para quien puede permitírsela es la medicina privada. Pero con un sueldo mínimo nacional de 505 euros, un millón de trabajadores precarios y sin contrato y un 13% de desempleo, cada vez son menos los que pueden adquirir un seguro médico en Portugal

No hay comentarios:

Publicar un comentario