lunes, 16 de marzo de 2015

El tabaco y la salud,

Prohibido fumar. Drástica baja consumo de tabaco en sitios cerrados

El consumo de tabaco en lugares cerrados ha descendido drásticamente en República Dominicana, luego de la aprobación de la Ley 48-00, que prohíbe fumar en lugares cerrados.
No obstante, algunas sociedades médicas, dirigentes congresuales y organizaciones de la sociedad civil reclaman a gritos el endurecimiento de las medidas contra el tabaquismo, en aras de disminuir la incidencia de las mortales enfermedades causadas por esa práctica.
La Ley 48-00 prohíbe fumar en oficinas gubernamentales, centros comerciales, cines, teatros, casinos, restaurantes, vehículos públicos, aviones y otros espacios cerrados.
Esas restricciones, ligadas al aumento de la consciencia ciudadana sobre los efectos mortales del tabaco, provocaron que algunos establecimientos prohíban fumar a sus clientes.
Algunos bares, restaurantes, clubes nocturnos y cafés han habilitado espacios abiertos o terrazas para los fumadores.
Muchas personas optan por no frecuentar establecimientos que permiten fumar a sus clientes y otros exigen que los fumadores apaguen los cigarrillos.
Pero además, inspectores de Salud Pública recorren los lugares de diversión y otros establecimientos para percatarse de que cumplen la Ley.
“Tenemos una lucha titánica, no descansamos en este objetivo”, afirmó Luis Emilio Roa, director de Salud Ambiental de esa dependencia.
“Nos correspondió la oportunidad de prohibir y controlar esto en los casinos”, dijo.
“Acabo de recibir un requerimiento que hace un grupo de ciudadanos de que un establecimiento permite fumar a sus clientes y fastidia a los vecinos. Estamos enviando a hacer una investigación sobre ese caso”, agregó el funcionario.
Afirmó que también tiene un conflicto con la empresa Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (Aerodom), porque “crearon una zona con espacio cerrado dentro del aeropuerto Las Américas, y eso no está permitido por la ley”.
La legislación busca, básicamente, proteger la salud de las personas que no fuman pero que están expuestas constantemente al humo que expulsan los fumadores.
Las personas que no fuman pero conviven con fumadores tienen un riesgo 35 veces mayor de contraer cáncer de pulmón, que aquellas que no están expuestas al humo, según cifras aportadas por el doctor Sergio de Jesús Díaz Silverio, investigador antitabaco de la Universidad de Rochester, Estados Unidos.
El investigador dominicano señaló que el 42 por ciento de los niños con enfermedades respiratorias crónicas son fumadores pasivos.
El consumo y la exposición al humo del tabaco están ligados al aumento de las muertes por cáncer, infarto de miocardio, hipertensión arterial, arteritis de los miembros inferiores, accidentes vasculares, impotencia, trombosis, así como enfermedades respiratorias, oculares y bucales.
Cifras extraoficiales señalan que en República Dominicana mueren anualmente más de 3,000 personas de enfermedades provocadas por el tabaquismo.
La investigación del doctor Díaz Silverio evidenció que unas 3,339 personas morirán prematuramente en República Dominicana a causa del uso de tabaco cada año.
El doctor Omar Rancier, jefe del servicio de Neumología del Instituto de Oncología Doctor Heriberto Pieter, asegura que en el país se producen anualmente entre 300 y 400 casos de cáncer del pulmón.
Afirmó que, cada año, esa entidad hospitalaria diagnostica unos 200 casos de cáncer de pulmón.
El Informe sobre Control del Tabaco en la Región de Las Américas de la Organización Mundial de la Salud, del 2013, indica que el 24,3 por ciento de los hombres jóvenes dominicanos y el 14 por ciento de las mujeres fuman.
También, que el 17, 2 por ciento de los hombres adultos y el 12,5 por ciento de las mujeres fuman.
A pesar de esas dramáticas cifras, la Ley 48-00 se cumple de manera parcial, opinó el doctor Freddy Abad, presidente de la Sociedad Dominicana de Neumología y Cirugía del Tórax.
“Usted va a una discoteca y los bares y la gente sigue fumando cerrado”, dijo. Conminó al Estado dominicano a firmar el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud, que entró en vigencia en el 2015.
Explicó que esa iniciativa está dirigida a evitar que los jóvenes comiencen a fumar y a evitar que los adultos sigan fumando.
Ese convenio obliga a los estados a aplicar una serie de políticas y medidas para reducir el consumo de tabaco y proteger a sus poblaciones de la exposición al humo del cigarrillo.
Esas medidas son exigir el uso de advertencias sanitarias con gráficas grandes en los paquetes de tabaco, vigilar el consumo de productos de tabaco, proteger a la población de la exposición al humo del tabaco ajeno, ofrecer ayuda para dejar de fumar, hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, y aumentar los impuestos sobre el tabaco.
República Dominicana es el único país de América Latina que no ha firmado el acuerdo de la OMC.
El doctor Mario Hidalgo, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, está alarmado por la alta cantidad de fumadores entre los dominicanos menores de 25 años. “Son los menores de edad los que más consumen”, dijo.
El legislador se apresta a introducir al Congreso Nacional un anteproyecto de ley que modificaría la Ley 48-00, para endurecer las medidas contra el tabaquismo.
La pieza fue elaborada por la Fundación Dominico Americana contra el Tabaquismo (Fundacot) y persigue evitar la promoción del tabaquismo en eventos infantiles.
También evitar que en áreas cercanas a las escuelas haya publicidad que incentive a fumar.
Igualmente, que las estaciones de radio y televisión transmitan anuncios publicitarios incitando a fumar en horarios diurnos.
Fundacot rechazó que, por ejemplo, se intente inducir a los niños a fumar a través de dulces con la forma de cigarrillos. “Es una forma descarada de inducir a un producto que mata a más de la mitad que lo consume”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario