sábado, 7 de febrero de 2015

Chikungunya en sur de los Estados Unidos.

VIRUS
Suben los casos de chikungunya en Estados Unidos
CAUSA UN SEVERO Y A MENUDO INCAPACITANTE DOLOR EN LAS ARTICULACIONES
AP
Estados Unidos
Miles de viajeros que estuvieron en el Caribe y regiones cercanas están volviendo a su casa en Estados Unidos con un desagradable recuerdo: el virus chikungunya, transmitido por mosquitos y cuyos síntomas no son muy conocidos por los médicos estadounidenses.
El virus causa un severo y a menudo incapacitante dolor en las articulaciones.
En un hospital de Nueva York, una mujer llegó en una situación tan grave que tuvo que ser ingresada sólo para controlar el dolor. "¿Cree que tiene varicela?", escribió el desconcertado personal en su historial tras entrevistar a la paciente, debido a las similitudes entre el nombre del virus en inglés, "chickenpox" y chikungunya.
Desde que se extendió de Asia y África a finales de 2013, el chikungunya ha infectado a millones de personas en el Caribe, Latinoamérica y partes de Sudamérica y México. La actriz Lindsay Lohan dijo hace poco que lo contrajo cuando estaba en la Polinesia Francesa.
Sólo en Estados Unidos, más de 2.300 viajeros desde el pasado mayo regresaron al país con el virus. Una docena de personas lo ha contraído por picaduras de mosquito en Florida.
El virus puede causar fiebre, una erupción en la piel, dolor de cabeza y de articulaciones, sobre todo en brazos y piernas, que puede prolongarse meses y en algunos casos, incluso años. Los síntomas suelen comenzar de tres a siete días después de la picadura de mosquito.
Eso le ocurrió a Marisa Hargrove, que acudió a un servicio de emergencias en Miami con un dolor de articulaciones tan fuerte que su marido tenía que ayudarla a llegar al baño. Un médico hizo pruebas de enfermedades comunes, "y básicamente me llamó su caso misterioso del día", dijo.
De vuelta en casa y sintiéndose peor, buscó sus síntomas en internet y regresó al hospital.
"¿Es posible que sea el nuevo chikungunya?", preguntó. "El médico me miró como si estuviera loca y dijo, '¿Qué diablos es eso?'''.
Un análisis de sangre confirmó que lo tenía, y la mujer de 42 años se convirtió en una de los primeros estadounidenses que infectados por mosquitos locales. Al menos 11 personas se contagiaron en Florida, según las autoridades sanitarias, que temen que el virus se establezca en la zona.
Florida no es el único estado en peligro. Los mosquitos que transmiten el virus viven en toda la costa oeste, este y el sur de Estados Unidos. Los mosquitos locales que pican a un viajero infectado con el virus pueden transmitirlo al picar a otros.
"Estamos muy preocupados" por los viajeros, señaló en noviembre Abelardo Moncayo, del Departamento de Salud de Tennessee, señalando que su estado tiene los mosquitos y el clima para que la enfermedad pueda arraigar, en una comparecencia en la Sociedad Estadounidense de Medicina Tropical e Higiene en Nueva Orleáns.
"Cualquier sitio cálido y húmedo y que pueda mantener a mosquitos todo el año. Así que Florida Texas y todos esos estados del sur, podría ocurrir", dijo Stephen Higgs, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad del Estado de Kansas y editor de una revista científica sobre enfermedades contagiadas por mosquitos.
Se han producido brotes por mosquitos locales en Italia y Francia, y hace poco se identificó en Gran Bretaña un tipo de mosquito que puede transmitir el chikungunya.
Aunque no hay vacuna, señaló, Higgs, "no puedes infectarte dos veces, al menos por lo que sabemos hasta ahora".
También hay escasas opciones de tratamiento, salvo medicamentos para el dolor.
"Puede ponerse muy mal y puede durar mucho tiempo, en ocasiones incluso años", dijo el doctor Jacques Simkins, especialista de enfermedades infecciosas en la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami. Simkins atendió a Hargrove una vez se le diagnosticó la enfermedad el pasado julio.
"Los síntomas vienen y van", comentó. "Incluso hoy tengo dolores en los tobillos, las rodillas, los dedos, pero es muy pasajero. Nunca sabes cuándo va a pasar".
La doctora Mindy Brittner, del Centro Médico Montefiore en Nueva York, atendió a la mujer de 60 años que llegó a la sala de emergencias hablando del "virus del pollo" (chicken) a su regreso de una visita a República Dominicana.
"Llegó con fiebre y un terrible dolor muscular y en articulaciones", dijo Brittner, que presentó el caso en la conferencia de medicina tropical.
¿Qué se puede hacer si viaja a las islas o a las dos docenas de países donde el chikungunya es un riesgo?
Evite infectarse empleando repelente de insectos con gran cantidad del ingrediente activo. Muchos expertos recomiendan DEET. Mantenga brazos y piernas cubiertas y esté atento a posibles síntomas a su regreso. Podría tener que explicárselos a su médico, que quizá oiga hablar de la enfermedad por primera vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario