miércoles, 18 de febrero de 2015

Atender afección catastrófica supera millón de pesos al año

FALTA DE FONDOS
Atender afección catastrófica supera millón de pesos al año
SIN EL INGRESO AL PROGRAMA PROTEGIDOS NUEVOS PACIENTES QUEDAN DESAMPARADOS
Doris Pantaleón
Santo Domingo
En un país donde cerca del 80 por ciento de la población trabajadora devenga salarios por debajo de los 15 mil pesos mensuales, padecer de una enfermedad de alto costo conocida mayormente como “catastrófica”, se convierte en mucho más que una catástrofe para una familia.
Los costos de los tratamientos varían según la enfermedad que se trate y cuan poco común sea, pero los ejemplos están a la vista de quienes la padecen. El tratamiento de un paciente con hipertensión pulmonar ronda los 130 mil pesos mensuales; el de la artritis reumatoide va desde 33,977 hasta 70,000 pesos mensuales; el que se usa actualmente en el país contra la hepatitis C cuesta 88 mil pesos mensuales y el más avanzado ronda los 3.6 millones de pesos por 12 ó 24 semanas.
En cuanto a los trasplantes, el costo de un trasplante de médula ósea es de alrededor de un millón 100 mil pesos, y una vez trasplantado el tratamiento de por vida oscila entre los 18 mil y 21 mil pesos cada mes para evitar rechazo. El trasplante de riñón ronda entre 700 mil u 800 mil pesos y el tratamiento de por vida para evitar rechazo cuesta entre 70 a 150 mil pesos mensuales.
El tratamiento de la hepatitis B cuesta mil pesos mensuales, pero para empezar a tratarla el paciente debe someterse a la prueba del genotipo que cuesta 500 dólares, y realizarse por lo menos tres estudios de carga viral que cuestan 5,000 pesos cada uno. 
Estos tratamientos, por lo general no son cubiertos por la Seguridad Social, por lo que la única opción que tenían los pacientes cuando se le diagnosticaba este tipo de enfermedades es el Programa de Medicamentos Protegidos del Ministerio de Salud Pública, que hasta la fecha da tratamiento a más de 8,753 pacientes. Recientemente la ministra Altagracia Guzmán Marcelino anunció la suspensión temporal del ingreso de nuevos pacientes, hasta que concluya un proceso de evaluación del mismo, en el que se invierten sobre los 2,000 millones de pesos.
Esa decisión, asegura la Coalición Dominicana de ONG por la Defensa de la Salud, que agrupa a pacientes con enfermedades de alto costo, mantiene en lista de espera a unos 2,000 pacientes.
Detalles
Solamente con hepatitis B y C, la Fundación que los agrupa tiene 40 pacientes en espera y decidió suspender las jornadas de detección hasta que se defina el futuro de la cobertura, aseguró su presidenta Luisa Paradas. Juan Manuel Pérez, de la entidad que agrupa a los pacientes con trasplantes de médula ósea, explicó que antes de someterse a un trasplante, el paciente que padece de síndrome mielodisplácico, debe invertir mensualmente alrededor de ocho mil pesos mensuales en el medicamento eritropoyetina, una hormona cuya función es mantener constante la concentración de glóbulos rojos en la sangre, a lo que se suman transfusiones constantes de plaquetas y sangre.
Un paciente con linfoma no- Hodgkin, invierte mensualmente entre 25 y 30 mil pesos mensuales en quimioterapia, a lo que se suman otros gastos como nutrición.
En pacientes con artritis reumatoide, Teresa Mártez explicó que los costos de los tratamientos son los siguientes: Adalimumab, caja de 2 viales, inyectable subcutáneo cada 15 días, cada vial costo (caja de dos viales) RD$54,495.42: una caja mensual por 12 meses; Etanercept de 25mg, caja de 4 viales, subcutáneo 2 viales semanal (2 cajas de 4 viales cada una son 8 viales por mes) total de las dos cajas RD$64,884.00.
Tocilizumab de 200 mg, 2 ampollas al mes RD$14,157.00; Rituximab 100mg, está cubierta por la seguridad social pero solo se les da a Oncología; costo de cada ampolla RD$18,513.00, ampolla de 500 mg RD$92,565.00 cada ampolla, y se usan 4 ampollas anuales; y Cimbia de 400 mg caja de 2 viales mensuales RD$48,000.00.
A esto se suma, dijo, otros medicamentos co-ayudantes que van entre los 2,200 a 1,757 pesos mensuales.
Eddy Castillo, quien dirige una entidad que agrupa a pacientes renales, explicó que para un trasplante de riñón los gastos son los siguientes: los estudios de compatibilidad y cirugía del donante cuestan RD$265,000, que no está cubierto por la Seguridad Social por lo que debe pagarlo el paciente; la cirugía del trasplante ronda entre 700 y 800 mil pesos, de los cuales la seguridad social cubre 80% o sea que el paciente debe disponer entre RD$150,000 y RD$200,000.

No hay comentarios:

Publicar un comentario