miércoles, 28 de enero de 2015

La Palabra Diaria, PROSPERIDAD, miércoles,28 de enero,2015


PROSPERIDAD.
Reclamo mi herencia de la abundancia ilimitada de Dios.
     el bien ilimitado de Dios está a la mano, aquí y ahora. según este maravilloso nuevo año comienza estoy listo para reclamar mi herencia abundante e infinita de Dios. Tengo presente que antes de poder recibir, he de hacer espacio en mi conciencia, De manera que dejo ir creencias antiguas de escasez o limitación, me perdono y libero a los demás de errores pasados. 
     Cuando me deshago de aquello que ya no necesito, creo un espacio para darles la bienvenida a formas nuevas y mayores de bien. Al dejar ir posesiones, ideas, trabajos o relaciones personales que ya cumplieron su propósito, doy la bienvenida a un año nuevo vibrante y próspero.
Al final, la gloria de esta casa será mayor que al  principio, y haré que en este lugar haya paz. Lo digo yo, el señor. - Hageo 2:9

No hay comentarios:

Publicar un comentario