lunes, 22 de diciembre de 2014

La Palabra Diaria, QUIETUD,lunes,22 de diciembre,2014.


QUIETUD.
En la quietud, siento la presencia amorosa de Dios. 
     En la quietud de una noche invernal, puede que me asome a la ventana y vea que la nieve cae suavemente. Un sentimiento de calma llena el silencio de la noche. En mi espacio tranquilo, encuentro una paz que me sana y rejuvenece. En la quietud, mi alma es restaurada.
     Puedo encontrar un lugar tranquilo a cualquier hora del día o de la noche. Sólo necesito cerrar los ojos y pensar en Dios y sólo en Dios. Tomo un momento para aquietarme y respirar profundamente. Al sentir mi conexión con el Espíritu, el ajetreo y las distracciones se desvanecen. En el silencio, contemplo la inmensidad del Espíritu.-experimento Su presencia amorosa y protectora. Con una mente serena y un alma restaurada, siento gratitud por el amor divino. 
Me porto con mesura y en sosiego.-Salmo 131:2

No hay comentarios:

Publicar un comentario