domingo, 19 de octubre de 2014

Iglesia Católica, excluye a homosexuales y divorciados en documento final del Sínodo.

Los participantes en el Sínodo de los obispos que ha debatido temas relacionados con la familia aprobaron este sábado un documento final en el que se propone acoger "con respeto y delicadeza" a los homosexuales y acompañar a los divorciados, aunque quedaron en evidencia las diferencias internas.
La "Relatio Synodi", el documento final aprobado punto por punto por los "padres sinodales", aquellos obispos y cardenales con derecho a voto, fue divulgado a petición del papa Francisco, quien también autorizó a publicar cuántos votos tuvo cada párrafo.
La oficina de prensa del Vaticano explicó que el documento aprobado hoy es un texto de propuestas de los obispos sobre el que trabajarán durante un año de cara al próximo Sínodo deoctubre de 2015, que también abordará el tema de la familia.
En otro de los temas, el de la comunión a los divorciados que se han vuelto a casar, los participantes del Sínodo expresaron su decisión de profundizar sobre la cuestión en el futuro. Sin embargo, las reformas impulsadas por Francisco no consiguieron los dos tercios de los votos requeridos para respaldar esa postura.
Ese punto, el 52 del texto, fue el que más votos en contra tuvo, pero fue aprobado finalmente por 104 a favor y 74 en contra.
Lo mismo ocurrió con el punto 53, 112 a favor y 63 en contra, que instaba a continuar estudiando la posibilidad de que los divorciados que han vuelto a casarse puedan recibir "la comunión espiritual" o el "por qué no pueden recibir la comunión sacramental".
Otro de los puntos aprobados, aunque con 62 votos contrarios, fue el relativo a los homosexuales. La mayoría avaló que "los hombres y las mujeres con tendencias homosexuales deben ser acogidos con respeto y delicadeza" y que se "evitará cualquier marca de discriminación". No obstante, los obispos subrayaron "que no se pueden establecer analogías, ni si quiera remotas, entre las uniones homosexuales y el diseño de Dios sobre el matrimonio y la familia".

Así, el Vaticano cambió drásticamente la redacción de un borrador que abría las puertas modificaciones estructurales eliminando este sábado algunas frases clave. La falta de consenso suficiente para avanzar en esas cuestiones constituyen un claro revés para el ex arzobispo de Buenos Aires, que no logró imponer sus planteos ante el ala conservadora de la Iglesia.
Por lo demás, el documento dedica un amplio espacio a exaltar "la belleza" de la familia tradicional y fiel, pero asegura que la Iglesia "como madre atenta" debe acompañar "con misericordia y paciencia" a las familias frágiles o heridas.
Además, la Iglesia intentará "ayudar a lograr la plenitud del plan de Dios" a las parejas casadas por lo civil, divorciados y vueltos a casar, o que simplemente conviven, afirma el documento.
El texto reconoce también algunos valores en estas parejas que "cumplen el bien, se hacen cargo los unos de los otros y están al servicio de las comunidades en las que viven y trabajan".
Todas estas reflexiones tendrán que ser ahora "maduradas y analizadas" por las Iglesias locales" para preparar el camino del Sínodo de octubre de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario