jueves, 4 de septiembre de 2014

La Palabra Diaria, DISCÌPULO, 4 de septiembre,2014.

DISCIPULO.
RESPONDO AL LLAMADO DIVINO.
Puede que haya sido un seguidor  del mundo externo y de sus opionions en vez de ser un dìscipulo de mi naturaleza divina- el crissto en mì. Quizàs me haya sobrecargado y frustrado al esforzarme por triunfar. Hoy veo la futilidad de buscar sòlo el èxito materaial. ceso de batallar para lograr satisfacciòn temporal y enfoco mi energìa en lo eterno.
     El Yo soy en mì es quien lleva la antorcha -la luz divina que guìa, desarrollo mis facutlades espirituales. me convierto en un dicìpulo de lo Divino en mì y crezco en fe, fortaleza y amor. Al hacedrlo, logro el èxito verdadero- una mente clara y un corazòn satisfecho.
Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, tendrà la luz que le da vida.Juan 8:12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario