sábado, 5 de julio de 2014

Obispos exhortan a luchar sin desmayo por la paz familiar.


CONCLUYEN PLENARIA
Obispos piden enfrentar la criminalidad con valentía
EXHORTAN A LA POBLACIÓN A LUCHAR SIN DESMAYO POR LA PAZ FAMILIAR
Ramón Urbáez Santo Domingo
Al concluir ayer su Asamblea Plenaria, la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) describió como negativo y atemorizante el “clima de inseguridad y violencia”, que según el organismo católico, se agrava con los flagelos del narcotráfico y el sicariato que siguen minando la sociedad dominicana.
Ante esta situación, los obispos pidieron a toda la feligresía católica y a los dominicanos de buena voluntad que no se dejen amedrentar, ni tengan miedo de luchar sin desmayo por la paz familiar y social.
“Una vez más queremos animarlos e invitarlos a todos a tener el coraje que nos exige la fe en el Resucitado y a unirnos para combatir las fuerzas del mal y mantener viva la esperanza de un futuro mejor”, afirma el organismo episcopal en una declaración final de la Asamblea, enviado como mensaje a la población.
Manifestaron su adhesión al Magisterio del Santo Padre Francisco, y a las directrices de la Santa Sede, que invita a ser parte de una “Iglesia en salida”, a no tener miedo ante la situación actual y a “no permitir que nos quiten la esperanza”.
Cambios
Previo al anuncio de los cambios que introdujeron los obispos en el organigrama de la CED, señalaron que “hoy más que nunca se requiere de hombres y mujeres que sepan poner su mirada más allá de las circunstancias presentes, que actúen en base a valores fundamentales, sin dejarse aplastar por los ambientes y corrientes actuales que promueven la cultura de la muerte”.
Pidieron a los cristianos que defiendan y respeten el medio ambiente y los recursos naturales, que perseveren en la fe y la esperanza, y que con estas virtudes orienten sus vidas y ayuden a quienes les rodean.
Durante la Asamblea Plenaria, los obispos hicieron una jornada de retiro espiritual, que en esta ocasión fue dirigida por el padre Darío Taveras, de los Misioneros del Sagrado Corazón, con el tema “Las miradas de Jesús sobre los pastores de la Iglesia”.
En la presidencia de la Conferencia fueron elegidos, Gregorio Nicanor Peña, obispo de la Altagracia, y monseñor José Dolores Grullón Estrella, obispo de San Juan, como vicepresidente.
Fueron reelectos el padre Carmelo Santana Jerez, de la diócesis de San Francisco de Macorís, como secretario general, y el padre José Joaquín Domínguez, de la diócesis de Baní, como secretario general adjunto.
Consejo
El Consejo Permanente quedó integrado por monseñor Freddy Antonio Bretón, obispo de Baní, y monseñor Fausto Mejía Vallejo, Obispo de San Francisco de Macorís.
En la Comisión Económica y Financiera fueron elegidos Julio César Corniel Amaro, obispo de Puerto Plata, Diómedes Espinal De León, obispo de Mao-Montecristi y Víctor Emilio Masalles Pere, obispo Auxiliar de Santo Domingo.
Medina felicitaEl presidente Danilo Medina felicitó ayer a los obispos Peña Rodríguez, de Higu¨ey, y Dolores Grullón Estrella, de San Juan, quienes fueron electos presidente y vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), para el período 2014-2017.
Los obispos fueron elegidos en la Quincuagésima Segunda Asamblea Plenaria del organismo, que concluyó ayer en la Casa Episcopal María de Altagracia, del kilómetro 22 de la autopista Las Américas.
En la comunicación dirigida al obispo Peña Rodríguez, el presidente Medina le expresa su deseo de que Dios le ilumine para que su ejercicio frente a la CED sea fructífero para beneficio de la iglesia católica y la sociedad dominicana.
Mientras en la carta dirigida a monseñor Grullón Estrella, el mandatario le desea que pueda cumplir dignamente con este nuevo compromiso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario