domingo, 27 de abril de 2014

Cáncer de Páncreas.

ONCOLOGÍA Preocupa el cáncer de pulmón en mujeres

El cáncer de páncreas, el único que no reduce su mortalidad en Europa


  • El tabaco es uno de los principales factores vinculados con el...La mortalidad por tumores desciende un 6% en los últimos cinco años

  • Preocupa el incremento de mujeres que mueren por cáncer de pulmón

  • El tabaquismo es la principal causa de mortalidad por cáncer en Europa


Desde 1988, las tasas de mortalidad por cáncer en Europa se han reducido casi un 26%, lo que supondrá 250.000 muertes evitadas a lo largo de 2014. Sin embargo, pese a las buenas noticias, dos tumores preocupan especialmente a los especialistas: el cáncer de páncreas y el cáncer de pulmón en mujeres, ninguno de los cuáles se apunta a esta tendencia a la baja.
CEn 2014, más de 1,3 millones de europeos morirán víctimas de un cáncer, y pese a que la cifra es superior en términos absolutos a la de 2009, el aumento y envejecimiento de la población supone que la mortalidad total por esta enfermedad haya descendido un 7% en varones y un 5% en mujeres en los últimos cinco años.
Sin embargo, dos diagnósticos concretos escapan a esta buena tendencia y marcan las principales preocupaciones de los expertos. El primero de ellos es el cáncer de páncreas en ambos sexos, un diagnóstico de muy mal pronóstico porque la mayoría de los casos se detectan cuando la enfermedad está ya demasiado avanzada (apenas un 5% sigue con vida cinco años después del diagnóstico). En total, a lo largo de 2014, 41.300 hombres y 41.000 mujeres morirán por cáncer de páncreas en la Unión Europea, lo que representa una tasa de 8 y 5,6 muertes respectivamente por cada 100.000 habitantes, frente a las 7,6 y 5 del periodo 2000-2004.
Además, mientras la mayoría de diagnósticos en mujeres sufren un descenso de muertes que oscila en torno al 5-7%, en el caso del cáncer de pulmón femenino se espera un aumento del 8% de la tasa de mortalidad para el año 2014, una situación que los científicos vienen advirtiendo desde hace algún tiempo y que refleja los patrones de tabaquismo femenino en Europa en los últimos 30 años. "Las generaciones de mujeres que empezaron a fumar en los años 60 y 70 están empezando ahora a desarrollar cáncer pulmonar", alertan.
De hecho, el trabajo que ahora publica la revista Annals of Oncologyno es el primero en advertir de que a este ritmo el cáncer de pulmón se convertirá en el más frecuente en mujeres, adelantando por primera vez en la historia al de mama (cuya tasa de mortalidad ha mejorado un 7%).
Y un factor común que comparten cáncer de páncreas y de pulmón es el tabaquismo, al que los especialistas -dirigidos por Carlo La Vecchia, de la Universidad de Milán (Italia)- consideran el primer factor de mortalidad oncológica en Europa.
"En la actualidad no hay ningún tratamiento prometedor para el cáncer de páncreas y la prevención sigue siendo la única posibilidad", subrayan los investigadores. Y dejar de fumar es la primera medida para esa prevención, junto al control del sobrepeso y la diabetes.
En total, desde el año 1988, las mejoras en los métodos de diagnóstico precoz y los nuevos tratamientos, han permitido reducir un 26% las muertes en hombres y un 20% en mujeres. Y aunque la mortalidad masculina por cáncer sigue siendo un 63% superior a la de las mujeres, en ellos el descenso está siendo más acelerado en los últimos años.
"Además de incrementar los impuestos al tabaco, los gobiernos europeos deben garantizar a sus ciudadanos el mejor acceso a los métodos de diagnóstico precoz, diagnóstico y tratamiento del cáncer, incluidos los países de Europa central y oriental, donde la mortalidad por cáncer sigue siendo más alta", concluye

No hay comentarios:

Publicar un comentario