domingo, 23 de marzo de 2014

El perdón, es sanaciòn

'Si quieres ser feliz, aprende a perdonarte'

  • Saber perdonarse es clave para para conseguir la felicidad

  • Según un estudio, los españoles subestiman esa capacidad

  • Para ellos, lo importante para ser feliz es "quererse a sí mismos

  • La felicidad, escribía el dramaturgo español Jacinto Benavente, es mejor imaginarla que tenerla. Sin embargo, hoy en día, es posible imaginarla, tenerla y sentirla, tan sólo es necesario conocer las claves que nos llevan a ella. Y para hacer más fácil el camino, La Esfera de los Libros publica Las tres claves de la felicidad, un libro que enseña las claves para lograrlo: Perdonarse a sí mismo, quererse más y coger las riendas de nuestra vida.
    Con más de 35 años de experiencia que avalan su sello de profesionalidad, María Jesús Álava Reyes, psicóloga y experta en diversas áreas de esta disciplina y directora del centro psicológico que lleva su nombre, ha querido plasmar en este libro, todo cuanto se necesita saber para ser feliz. Y para ello ha contado también con el primer estudio a nivel nacional, llevado a cabo por su centro, que relaciona felicidad y capacidad para perdonarnos a nosotros mismos, ya que según reflejan las conclusiones, ésa es precisamente la clave. "La base de todo está en saber perdonarnos. Querernos mejor es la clave que nos ayuda a dar el impulso, y controlar y coger las riendas de nuestra vida es lo que nos permitirá dar ese paso tan importante, que es el paso hacia la felicidad".

    ¿Qué piensan los españoles?

    ¿Por qué es tan importante saber perdonarnos? "Porque nos hace sentir más seguros, mejorar nuestra autoestima, y nos hace más humanos, si no lo hacemos aumentará nuestra inseguridad y vulnerabilidad", ha afirmado Álava Reyes.
    Según refleja el estudio en el que han participado 694 personas, siendo la edad media de los encuestados de 44 años, los españoles identifican que para lograr la felicidad lo más importante es quererse a uno mismo (45,6%), seguida de sentirse querido por otras personas (17,2%) y por último tener el control sobre nuestra vida(17%). Sin embargo, y a pesar de que lo más importante para nosotros es sentirnos queridos, dejamos las riendas de nuestra vida en manos de los demás. Es decir, "valoramos más el sentirnos queridos por los demás, que el tener realmente el control sobre nuestra vida y nosotros mismos", ha dicho. Tan sólo el 2% afirma que lo fundamental para ser feliz, es saber perdonarse. Pero precisamente, ha asegurado Daniel Peña, responsable del estudio, ese 2% de personas son las que son de verdad felices. Nos equivocamos, mantienen los expertos, al subestimar la importancia de saber perdonarnos ya que esta dimensión es la tercera en importancia por encima de tener pareja o hijos, la satisfacción laboral o la situación profesional en la que nos encontramos.
    Con una ligera diferencia, pero hoy en día los hombres son más felices que las mujeres. Hace 10 años las mujeres eran más felices, hace cuatro no había diferencias pero actualmente, ellos lo son más que ellas. ¿La clave? Porque los hombres tienen más capacidad para perdonarse a sí mismos (26,53% frente 26,19%). Las mujeres por su parte tienen una mayor capacidad para aceptar situaciones adversas y no necesitan vivir con halagos, cosas que los hombres sí necesitan para ser feliz sentirse más valorados por los demás. Por su parte, para las mujeres es fundamental sentirse escuchadas. En cuanto a la edad, son las personas de mayor edad las que son más felices, también porque tienen esa capacidad para perdonarse. "El tiempo y los años nos enseña a relativizar las cosas", ha dicho Álava Reyes. Mientras que los menos felices por ese mismo motivo son el grupo de jóvenes (quizá por falta de madurez) y los desempleados.
    También es necesario destacar que hay personas y situaciones con las que nos resulta más difícil perdonarnos, como por ejemplo en lo relativo a nuestros hijos, pareja y familia de origen, mientras que nos resulta más fácil hacerlo cuando se trata de jefes y compañeros de trabajo. Por su parte, las situaciones en las que más nos cuesta más perdonarnos es cuando sentimos que hemos fallado a alguien importante y cuando no cumplimos nuestra palabra. En cambio, nos es más fácil cuando sentimos que nos hemos dejado engañar y cuando hacemos el ridículo.
    El aspecto laboral también es algo fundamental para definir la felicidad de los españoles, y además, según el estudio, quienes dirigen su propia empresa o trabajan por cuenta ajena refieren una experiencia más intensa y frecuente de la felicidad. Por otro lado, los estudiantes y los desempleados son los que experimentan estas emociones con menor intensidad.
    Pero todos estos aspectos tienen algo en común: "Sin ilusión en la vida, no hay nada", ha insistido Álava Reyes. Según el informe refleja que las personas con hijos son más felices, pero la ilusión es clave para conseguir la felicidad, pues ésta se experimenta en la lucha, en el camino hacia un reto. Cuando el reto se ha conseguido, ha explicado la experta, hay una satisfacción, pero se necesita de nuevo tener en mente otro proyecto, otro objetivo, otra ilusión". La tranquilidad de tener un hijo, una pareja, un trabajo te puede dar calma, pero también mucha rutina, por eso, ha insistido en que "si no tienes ilusión y las ganas de querer hace cosas esa aparente tranquilidad no vale de nada".
    Por tanto, ilusión, querernos más, tener las riendas de nuestra vida y sobre todo, perdonarnos a nosotros mismos son las claves para conseguir la felicidad. "Sólo si disponemos de una adecuada capacidad para perdonarnos, factores como tener pareja, hijos, y situación y satisfacción laboral, nos harán felices". Actualmente, nunca el medio, ha concluido la experta, fue tan hostil para favorecer la felicidad de las personas, por ello es necesario saber que "perdonar nos hará más libres, pero perdonarnos a nosotros mismos nos hará más felices".

No hay comentarios:

Publicar un comentario