viernes, 28 de marzo de 2014

El orégano, condimento, sustento económico y alternativa para la salud integral.


El orégano, de condimento a un sustento económico en Nagua

Los trabajadores se ganan entre 7 mil y 8 mil pesos por tarea cosechada, antes solo recibían 700
Los Memisos, Nagua.-Nunca nadie pensó que el orégano, ese producto que muchos menosprecian, tuviera la “capacidad” de atraer gente, pero las circunstancias han demostrado que sí puede.
Y es que decenas de familias que habían emigrado de la empobrecida comunidad Los Memisos, Nagua, hacia La Capital, están volviendo a su pueblo natal luego de que la situación económica de sus habitantes cambiara de “la olla a la gloria” por el orégano.
Antes, con una cosecha de orégano en 100 tareas de tierra, los habitantes de esa comunidad a penas podían comer, pero todo cambió desde hace menos de un año: ahora con tan sólo 10 tareas viven cómodamente, incluso, se pueden dar algunos “gusticos”.
El cambio de su vida inició luego de que el presidente Danilo Medina visitara la comunidad el pasado 12 de mayo de 2013, donde las familias oreganeras le expusieron la difícil situación por la que atravesaban.
Medina les otorgó 20 millones de pesos de financiamiento a 5% de interés anual y un año de gracia para pagar, pero a cambio les pidió que aumentaran de 190 familias que eran las que laboraban en 6,315 tareas de tierra a 500, para que más personas se beneficiaran.
La faena
Hoy unas 800 familias se benefician con la cosecha y luego procesar el orégano de Los Memisos, mientras que un grupo de 40 personas trabajará directamente con los productos.
Las familias, que están asociadas en el Grupo Cooperativa Copro-Orégano ya construyeron un centro de acopio, adquirieron la destiladora de aceite, molino, zarandas y una máquina deshidratadora para el trabajo.
Creatividad
Ellos son muy creativos, no se han limitado a la comercialización de un solo producto, el orégano lo venden molido, en aceite, líquido y en hoja, cada uno con un precio diferente. Incluso, su ingeniosidad es tan grande que ni siquiera el desecho se desperdicia, pues lo utilizan como abono orgánico para las próximas cosechas.
El aceite medicinal
El producto más innovador que tienen los oreganeros es el aceite que destilarán del mismo, el cual, según los productores, su uso es medicinal y sirve para enfermedades como el cáncer, úlceras y es un potente antibiótico y antiséptico.
Dicen que solo basta unas gotas para estimular el sistema inmunológico, desinflamar y aliviar dolores de cualquier tipo.
Y un ejemplo de eso es Pablo Roberto González, de 58 años, quien, según su confesión, llevaba más de 15 años con un problema estomacal y con varias gotas del aceite se ha mejorado considerablemente. “Después de eso jamás lo he vuelto a sentir”, dijo.
El litro de ese aceite lo empezarán a vender a mediados de abril en 1,500 dólares (RD$64,725) en el mercado nacional e internacional. Hasta el momento solo han destilado un litro.
Muchos interesados
Ya tienen clientes para comercializar internacionalmente el aceite de orégano.
Empresarios españoles, franceses y rusos están interesados en hacer grandes pedidos, y en las próximas semanas estarían cerrando tratos para exportar toneladas del aceite, y en algunos casos el orégano molido.
Pero además de los extranjeros, también un empresario dominicano identificado como Rafael Mármol está interesado en hacer negocios con los oreganeros de la zona.
Además del aceite, que es el más costoso, el orégano líquido, que aún no han definido su precio, dejará grandes beneficios a los productores.
Asimismo, venden el quintal de orégano molido a cinco mil pesos y el de hoja a cuatro mil 500.
Es por eso que Adelina Rodríguez dice que ellos han salido de “la olla a la gloria”.
“La diferencia ha sido mucha. Antes uno se ganaba de 600 a 700 pesos por tarea, pero ahora el beneficio será de 7,000 a 8,000 pesos por la misma cantidad de tarea”, dice, satisfecho, el presidente de la cooperativa, Santo Burgos.
Pero Burgos es categórico al explicar que los productores han avanzado luego de que tienen su centro de acopio y las maquinarias suficientes para procesar el orégano, antes estaban casi en la quiebra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario