jueves, 6 de febrero de 2014

Las farmacéuticas Bristol-Myers, Johnson & Johnson, GSK y otras 7 se unen en bùqueda de nuevos fàrmacos.

Científicos crean alianza para nuevos fármacos
  • Bristol-Myers, Johnson & Johnson, GSK son tres de las 10 farmacéuticas implicadas


MADRID. (elmundo.es). Diez grandes compañías farmacéuticas y siete organizaciones sin ánimo de lucro han establecido una alianza sin precedentes para acelerar el desarrollo de fármacos para enfermedades como el Alzheimer o la diabetes, según han anunciado los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos.
A lo largo de cinco años, las empresas compartirán científicos, muestras de tejidos, pacientes y datos con el propósito de descifrar algunos trastornos, incurables hoy día, que afectan a millones de personas. El proyecto, financiado con 230 millones de dólares, tiene su valor más que por la cantidad monetaria, que no es mucha si se compara con la inversión que se suele hacer en estos ensayos, por algo que va más allá del dinero: el trabajo al unísono de mentes brillantes.
Es único, según ha declarado el director de los NIH, Francis S. Collins, porque “vamos a estar juntos de un modo como nunca ha ocurrido hasta ahora. Llevaremos a científicos de diferentes ámbitos a la misma habitación. Dejarán sus egos en la puerta, y sus afiliaciones”.
Tras muchos años invirtiendo dinero en investigaciones fallidas que trataban de buscar fármacos contra el Alzheimer u otras patologías incurables, las farmacéuticas parecen haber comprendido que la unión hace la fuerza. “Las compañías pensaban que yendo solas sería suficiente.
Pero ese tiempo ha pasado”, explica Mikeal Dolsten, presidente del departamento de investigación y desarrollo de Pfizer, una de las 10 empresas de esta alianza.
Enfermedades como el Alzheimer o la diabetes son como “amenazantes tsunamis. Una única organización no podría descifrarlas. Incluso los NIH, con todo su poderío, no cuentan con todas las soluciones.  Y ninguna farmacéutica puede hacerlo”, ha explicado Elias Zerhouni, jefe de desarrollo de Sanofi, otra compañía involucrada en este proyecto. Además de las empresas farmacéuticas, también se han incorporado a esta fusión varias asociaciones de pacientes para ayudar a reclutar a un mayor número de personas para futuros ensayos clínicos.
Los estudios irán dirigidos a comprender mejor cómo se desarrollan estas enfermedades, las moléculas implicadas, y generar métodos para medir mejor cómo una patología progresa y responde al tratamiento.  Contar con más factores relacionados con la enfermedad podría reducir el coste de ensayos y los fracasos posteriores.
“Una farmacéutica quiere realmente saber dónde debería apostar sus próximos miles de millones de dólares en nuevas áreas terapéuticas”, señala Collins.
No obstante, algunas compañías han declinado unirse a esta alianza, como es el caso de Amgen, que se excusa en que este proyecto se superpone con sus propios esfuerzos en recurrir a la genética humana para ayudar a desarrollar nuevos medicamentos.
Porque Amgen compró en 2012 una compañía de Islandia que secuencia genes, y su propósito es utilizar esta información para encontrar dianas terapéuticas de forma similar a lo que pretende los NIH con esta alianza. Otras compañías que tampoco se han unido, por otros motivos, es Roche y AstraZeneca.
Las empresas que participan en este acuerdo deben compartir sus investigaciones actuales que están dentro del diseño de este proyecto.
Los científicos de los NIH revisarán el progreso de estos trabajos y ofrecerán su ayuda con decisiones científicas. Porque se intentarán mapear las vías moleculares del Alzheimer, la diabetes tipo 2, la artritis reumatoide y el lupus.  Intentarán también catalogar los cambios genéticos que aumentan o disminuyen los riesgo que una persona tiene de desarrollar estos trastornos.
“Es casi como viajar al paisaje de la biología, pero no hay indicadores claros de hacia dónde ir. Estábamos gastando recursos y tiempo”, ha declarado Dolsten. Ese viaje de cinco años tendrá una parada dentro de dos para valorar los progresos realizados. “Si no estamos haciendo progresos, si este modelo no funciona, tenemos una oportunidad para quitar el enchufe”, ha señalado Collins

No hay comentarios:

Publicar un comentario