jueves, 13 de febrero de 2014

La Vitamina D alternativa para la esclerosis mùltiple y el sistema inmune.

NEUROLOGÍA Retrasa los síntomas

¿Vitamina D para retrasar la esclerosis múltiple?

Además de la exposición al sol, otras fuentes 'naturales' de vitamina D se encuentran en ciertos pescados (como el salmón y las sardinas, incluidas en conserva), el hígado de ternera, el huevo, algunas setas.
Varias personas juegan en la playa al atardecer La esclerosis múltiplese, enfermedad neurodegenerativa  del sistema nervioso, se caracteriza por una progresiva pérdida de las funciones del organismo por un ataque autoinmune del sistema defensivo sobre ciertas fibras cerebrales, afecta a dos millones y medio de personas en todo el mundo.
La esclerosis múltiple es más frecuente en los territorios alejados del Ecuador, donde la exposición al sol es menor; y los niños cuyas madres tuvieron déficit de vitamina D en el embarazo tienen mayor prevalencia de esclerosis cuando llegan a la edad adulta.  La revista JAMA Neurology x, sugiere que a mayor nivel de vitamina D en el organismo, menor es la progresión de la enfermedad en pacientes recién diagnosticados.muestra, bajos niveles de vitamina D en el organismo se asociaron a una peor evolución de los pacientes en los cinco años posteriores al diagnóstico y un mayor número de lesiones cerebrales activas. En cambio, aquellos con niveles más altos de vitamina D en sangre, tenían un 57% menos riesgo de lesiones cerebrales, una tasa de recaídas un 57% inferior y un incremento del volumen de las lesiones a lo largo de un año un 25% inferior a la de aquellos participantes con 'pobres' niveles de vitamina D.
El sol es la principal fuente de vitamina D ANTONIO LACERDA Efe

La relación entre la vitamina D y la aparición de la esclerosis múltiplese conoce desde hace algún tiempo. Sin embargo, el papel de este nutriente como una opción más en el tratamiento de los pacientes con esta enfermedad neurodegenerativa no está tan clara. Un gran estudio internacional, con participación española, parece apuntar en un sentido positivo.
La esclerosis múltiple es más frecuente en los territorios alejados del Ecuador, donde la exposición al sol es menor; y los niños cuyas madres tuvieron déficit de vitamina D en el embarazo tienen mayor prevalencia de esclerosis cuando llegan a la edad adulta. Esto hizo pensar, hace ya algún tiempo, que la vitamina D -que se sintetiza en el organismo por la exposición a los rayos solares- podía tener un papel en el origen de esta enfermedad (en la que también influyen otros factores genéticos y ambientales), que afecta a dos millones y medio de personas en todo el mundo.
Esto ha desencadenado un gran número de investigaciones sobre el papel de este compuesto, tanto en la prevención como en el tratamiento de los afectados. La última, publicada en las páginas de la revista JAMA Neurology x, sugiere que a mayor nivel de vitamina D en el organismo, menor es la progresión de la enfermedad en pacientes recién diagnosticados.
Los 465 pacientes estudiados pertenecen a un amplio estudio internacional, liderado por la Universidad de Harvard (EEUU), en el que se trataba de observar el efecto inmediato con interferón de pacientes recién diagnosticados con esclerosis múltiple. Estapatología neurodegenerativa del sistema nervioso, se caracteriza por una progresiva pérdida de las funciones del organismo por un ataque autoinmune del sistema defensivo sobre ciertas fibras cerebrales.
Como explica a EL MUNDO el doctor Xavier Montalbán, vicepresidente de la Sociedad Española de Neurología y uno de los firmantes del trabajo, este estudio Benefit lleva ya casi 14 años de seguimiento a aquellos pacientes con un primer episodio sugestivo de esclerosis múltiple. "Su buen diseñó nos ha permitido producir mucha información científica de calidad", apunta.

Niveles más bajos, peor progresión

En esta muestra, bajos niveles de vitamina D en el organismo se asociaron a una peor evolución de los pacientes en los cinco años posteriores al diagnóstico y un mayor número de lesiones cerebrales activas. En cambio, aquellos con niveles más altos de vitamina D en sangre, tenían un 57% menos riesgo de lesiones cerebrales, una tasa de recaídas un 57% inferior y un incremento del volumen de las lesiones a lo largo de un año un 25% inferior a la de aquellos participantes con 'pobres' niveles de vitamina D.
Además, la presencia de la vitamina D se asoció también con una menor pérdida de volumen cerebral, un marcador que indica el grado de discapacidad posterior del paciente, lo que sugiere que este nutriente puede tener un cierto efecto protector en este diagnóstico.
"Es un estudio clínico randomizado, apoyado con pruebas de resonancia magnética a los participantes, lo que nos permite asegurar que se trata de datos más sólidos que los obtenidos hasta ahora [en torno al papel de la vitamina D en la progresión y la gravedad de la esclerosis]", apunta Montalbán.

¿Suplementos orales?

Este especialista, director del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña, reconoce que existen algunos problemas prácticos para poder extraer de estos resultados la conclusión de que estos pacientes se beneficiarían de suplementos orales a base de vitamina D. "Un ensayo clínico para evaluar esto es muy complejo, porque los niveles de vitamina D en la población varían muchísimo en función de muchos factores, como la dieta o su exposición al sol, la principal fuente de vitamina D; y se necesitaría un número muy amplio de pacientes para extraer una conclusión firme".
A su juicio, lo que sí está ocurriendo ya es que muchos neurólogos realizan a sus pacientes un análisis para controlar los niveles de esta vitamina y si aprecian cierto déficit, les recomiendan suplementos orales. Eso sí, advierte, la vitamina D no está exenta de riesgos ("no obstante es un medicamento y se han dado casos aislados de intoxicación por sobredosis de vitamina D"), por lo que esta práctica debe estar siempre controlada por el neurólogo.
Además de la exposición al sol, otras fuentes 'naturales' de vitamina D se encuentran en ciertos pescados (como el salmón y las sardinas, incluidas en conserva), el hígado de ternera, el huevo, algunas setas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario