domingo, 26 de enero de 2014

CONMEMOREMOS el 201 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte.


SANTIAGO. Para el Arzobispado de aquí, no serán sinceras muchas de las alabanzas que este domingo se pronunciarán al patricio Juan Pablo Duarte, en ocasión del 201 aniversario de su nacimiento. La institución religiosa exterioriza ese convencimiento en el editorial titulado “Duarte en el olvido”, del semanario Camino, su órgano escrito y que circula hoy en todos los templos católicos nacionales.
Tras considerar que gran parte de las lluvias de alabanzas que caerán hoy sobre el forjador de la nacionalidad dominicana no son sinceras, el periódico justifica su apreciación “porque quienes las harán no quieren a Duarte”. “Lo aplauden y hasta lo veneran porque está muerto, pero el accionar de gran parte de la clase política dominicana hace tiempo enterró los ideales y principios del Padre de la Patria”, indica.
En tal sentido, invita a la ciudadanía a revisar la historia reciente “y nos daremos cuenta que el pueblo que soñaron nuestros libertadores está distante”.
“Nos falta mucho por andar; la pulcritud y la transparencia en el manejo de los fondos públicos como nos enseñó Duarte es materia pendiente y la referencia inmaculada del Patricio en este aspecto de la vida es una pesadilla para muchos de los que ejercen funciones públicas”, aduce.
De acuerdo al semanario Camino, la clase política dominicana “parece no darse cuenta del daño inmenso que está causando en la juventud pensante de este pueblo”. Y sostiene que “ese divorcio entre el pensamiento duartiano y las acciones de miembros de los partidos que tenemos, está provocando un desaliento y pesimismo inmenso”.
Sugiere no permitir que la desilusión acompañe a los dominicanos como sombra en su caminar. “Ya es hora de que resucitemos a Duarte y difundamos por todos los campos y pueblos su vida y obra”. “La Patria necesita de sus hijos nuevas energías para emplearlas en la construcción de una República Dominicana nueva, y como han dicho nuestros obispos en la reciente Carta Pastoral, que la falta de fuentes de trabajo para los padres, madres e hijos jóvenes, agravada por el creciente costo de la vida, no siga generando tensiones por la falta de comida, medicinas, vestido, vivienda digna, educación y descanso”, plantea.
Considera que si se ha llegado a este cuadro de injusticias y de tanta exclusión social de millones de personas es por no seguir las huellas de los trinitarios.  “Quienes alaban a Duarte negando su ideario caen en la hipocresía y la traición”, dice el editorial y espera que la celebración del aniversario 201 de su nacimiento “marque el inicio de una nueva esperanza para un pueblo sediento de nuevos amaneceres”.
Conmemoran hoy Día de Duarte
El presidente Danilo Medina encabezará hoy los actos conmemorativos al 201 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte y el inicio de las actividades del Mes de la Patria. El mandatario asistirá al tedeum que oficiará el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez en la Catedral Primada de América a las 10:00 de la mañana.
Concomitantemente con los actos que se realizan en Santo Domingo, la Comisión Permanente de Efemérides Patrias también iniciará actividades conmemorativas al Mes de la Patria en San Francisco de Macorís, las cuales empezarán con el enhestamiento de la Bandera Nacional, ofrendas florales y un tedeum.
El Mes de la Patria se celebra cada año desde el 26 de enero, día del natalicio de Duarte, hasta el 9 de marzo, natalicio de Francisco del Rosario Sánchez.
Además del tedeum en la Catedral, las actividades que se desarrollarán en Santo Domingo incluyen enhestamiento de la Bandera Nacional en la explanada frontal del Instituto Duartiano, y desde allí un desfile estudiantil hasta el Altar de la Patria, así como el depósito de varias ofrendas florales.
En tanto, en San Francisco de Macorís, las actividades se inician a las 8:00 de la mañana con el izamiento de la Bandera y la interpretación del Himno Nacional a cargo de la banda de música del Ejército de República Dominicana.
Posteriormente se depositarán ofrendas florales en el parque municipal. A las 9:00 a.m. se oficiará un tedeum en la catedral Santa Ana, oficiado por monseñor Jesús María de Jesús Moya, obispo de la diócesis de San Francisco, y posteriormente un desfile estudiantil-militar en la calle 27 de Febrero. Las actividades son organizadas por la Comisión de Efemérides Patrias, el Ministerio de Educación y la Gobernación de San Francisco de Macorís.
En Santiago
Con un desfile que recorrió varias calles de Santiago, autoridades municipales, educativas y militares conmemoraron el viernes el 201 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte.
Duarte  Valores  y actitudes de un guía
Nadie duda que el más grande de los sentimientos es el amor, y cuando ese amor se inclina hacia la Patria contribuye a engrandecer la tierra donde nacimos. “Todo por la Patria y para la Patria. ¡Nombre, juventud, fortuna, esperanzas, cuando era, cuanto podía ser, todo lo ofrendó en aras de la tierra de su amor”, dijo el historiador Emiliano Tejera al referirse al patricio. Juan Pablo Duarte Díez fue un liberal, visionario y activista. Está considerado, junto a Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez, uno de los padres fundadores de la República Dominicana.
El mérito de Duarte, como patriota y político organizador estriba, , en que supo interpretar el momento histórico que vivía la sociedad dominicana de aquel entonces, renuente en sus capas más decisivas a aceptar la dominación haitiana.  Para ese momento el gobierno de Boyer había envejecido y de un gobierno liberal y progresista, pasó a ser una dictadura con graves problemas económicos y resistencia interna en su territorio original.
Apegado a la lectura y ávido de conocimientos, traducía del francés al español, así como del latín.
El 16 de julio de 1838, después de haber realizado una discreta labor de proselitismo, fundó la sociedad secreta “La Trinitaria”. para que asumiera la responsabilidad de dirigir las actividades.
Esta sociedad, que respondía a una estructura celular, tenía por lema “Dios, Patria y Libertad”
Desde hace varias décadas se considera a Duarte, junto a Francisco del Rosario Sánchez y Matía Ramón Mella como los padres de la Patria
La obra
Los trabajos expuestos en este reportaje forman parte de la obra de Avelino Stanley, titulada “Valores en Juan Pablo Duarte”.
Sobre otras obras de este autor se han realizado tesis en universidades extranjeras y algunos de sus escritos ha sido traducidos a otras lenguas.
Ilustraciones
Las ilustraciones del presente trabajo son de Hampton Rodríguez, un joven talentoso que estudio en Altos de Chavón y posteriormente se trasladó a España, aunque en la actualidad reside en Estados Unidos.
Ha realizado murales para varias organizaciones sin fines de lucro, así como lustraciones para el teatro.
El sacrificio
Duarte advertía que el sacrificio era una valor humano difícil de poner en práctica y recordaba que Jesús se había sacrificado en la cruz para salvar la humanidad de sus pecados.
Explicaba que cuando las causas eran justas no habría límites para hacerlo. El arzobispo Fernando Arturo de Meriño, quien conoció a Duarte, dijo refiriéndose al patricio: “por su lucha patriótica fue le primero que sacrificó su patrimonio, sus afecciones de familia, su reposo, todo, exponiendo su vida mil veces por dar libertad a sus coinciudadanos”. Juan Pablo Duarte abrazó la causa del sacrificio en múltiples ocasiones y en todas lo hizo con plena conciencia.
Honestidad
Donde está la honestidad está la candidez del Sol ahuyentando el espantoso frío de la maldad. La honestidad irradia la luz a la conciencia; es uno de los valores humanos más importantes. Una persona recta es aquella que tiene una honestidad intachable. Duarte no dejó ese legado cuando comandó una columna de jóvenes voluntarios que combatió las fuerzas haitianas, y a su regreso devolvió al Estado 827 pesos que le habían sobrado de los 1,000 entregados para gastos de las tropas. También rindió un informe pormenorizado sobre los 173 pesos que había gastado.
Superación
Levantarse cada vez que uno se cae es un acto de superación. Las naves aéreas que vuelan tan alto parten desde el suelo. Desde cero parten los seres humanos y para no vivir estancados se dedican a superarse. Desde niño Juan Pablo Duarte demostró sus deseos de superación. Con seis años sabías leer y escribir. De él dijo Joaquín Balaguer: “La primera idea que lo asalta… es la de dedicarse con fervor al estudio y de prepararse intelectualmente para emprender luego en la Patria… le empresa de redimir a su pueblo…”.
Un hombre de paz
De todos los senderos de la vida el único que nadie debe permitir que se le tuerza es el camino de la paz. Si en el mundo no hay paz se distorsiona la vida y en los países se imposibilita en desarrollo, por eso Juan Pablo Duarte sabía perfectamente que aceptar la presidencia por aclamación torcía los caminos de la paz. Aún al momento de su apresamiento en Jamao, el patricio no fue distinto, ya que era un hombre de conducta moderada siempre presto a lanzar al aire una paloma con un ramo de olivo en el pico como símbolo de paz, en ese momento tuvo que decidir entre: la guerra y la paz y escogió lo último a pesar del sacrificio que significa el destierro.
Integridad
La integridad le permite a quien goza de ese atributo actuar correctamente aún cuando no haya nadie que lo vigile. Ese valor es como una luz que nos hace brillar donde quiera que estemos, aun en los escenarios con falta de luz.
Duarte fue íntegro en cada uno de los actos de su vida; y por eso, fue objeto de burla de parte de los que no creían en el proyecto de independencia, por lo que procuraban la separación de Haití, pero al mismo tiempo proponían buscar el protectorado de alguna potencia extranjera, Duarte siempre desaprobó esa acción consciente de que tendría que dejar sin efecto la independencia real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario