viernes, 6 de diciembre de 2013

CIDH dice sentencia del TC priva de la nacionalidad retroactivamente y genera apatridia por lo que discrimina y viola derechos .


  • El presidente de la Comisión Interamerincana de Derechos Humanos, José de Jesús Orozco, sostiene la Constitución dominicana mientras se refiere a los compromisos asumidos por el país con respecto a los tratados internacionales, en la conferencia de prensa donde dio a conocer ayer el informe preliminar de su trabajo en el país.


AFIRMA RECIBE INFORMACIONES PROFUNDAMENTE PREOCUPANTES
CIDH dice sentencia del TC discrimina y viola derechos 
PIDE GOBIERNO GARANTICE DERECHOS A PERSONAS PRIVADAS DE NACIONALIDAD
Bethania Apolinar  bethania.apolinar@listindiario.com Santo Domingo
La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos que investiga en el país los efectos de la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional  (TC), consideró ayer que el dictamen es discriminatorio y viola los derechos de los dominicanos de ascendencia haitiana.
El informe preliminar leído por el presidente de la Comisión, José de Jesús Orozco, observó que la sentencia afecta desproporcionadamente a personas ya sujetas a múltiples formas de discriminación en particular con base en la raza y la pobreza.
La delegación también sostiene que la sentencia “priva de la nacionalidad retroactivamente y genera apatridia respecto de aquellas personas que no son consideradas como nacional suyo por ningún
Estado”.
Derecho a nacionalidadIndica que no se puede exigir que las personas con derecho a la nacionalidad, “como aquellas desnacionalizadas bajo la sentencia 168-13”, se registren como extranjeros, como requisito para el reconocimiento de sus derechos. Sin embargo, durante una rueda de prensa Orozco puntualizó que el informe no será objeto de análisis de este organismo, toda vez que no se trata de casos particulares que en su oportunidad sí podrían ser presentados ante la Corte Interamericana.
“La privación arbitraria de la nacionalidad y la falta de reconocimiento de la personalidad jurídica de estas personas como resultado de no estar registradas o de las dificultades en el acceso a los documentos de identidad genera una situación de extrema vulnerabilidad, en la cual se producen violaciones a otros múltiples derechos humanos”, según el informe.
El organismo dijo que recibió informaciones “profundamente preocupantes” acerca de expresiones contra periodistas, intelectuales, abogados, políticos y defensores de los derechos humanos que han criticado la sentencia y han sido calificados como traidores a la patria, han sido objeto de amenazas y se ha llamado públicamente a dar, cito: muerte a los traidores”.
Según Orozco, durante el encuentro con el presidente Danilo Medina éste manifestó su preocupación por el drama humano y la situación en que se encuentran varias personas nacidas en la República Dominicana de origen haitiano y que han tenido vínculos en este país por varias décadas.
Respecto al plan de naturalización, la CIDH entiende que no se puede incluir a gente que nació en este país y que por esta sentencia se convierte en extranjera. 
(+)
LAS SUGERENCIAS AL GOBIERNO DOMINICANO

La CIDH sugirió al Gobierno dominicano adoptar medidas que garanticen los derechos de las personas privadas de la nacionalidad por decisión de un tribunal, entre ellos miles de descendientes de haitianos. “La comisión hace un llamado a las autoridades a contribuir decisivamente a la construcción de un clima de tolerancia y respeto en el cual todas las personas puedan expresar su pensamiento sin temor a ser agredidas, sancionadas o estigmatizadas por ello”, indica el informe. 
Agrega que se debe garantizar el derecho a la nacionalidad de las personas que ya tenía este derecho bajo el régimen interno vigente entre 1929 y 2010. La misión inició su trabajo el pasado lunes y escuchó las denuncias y testimonios de miles de personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario