lunes, 21 de octubre de 2013

La Prevención es una excelente alternativa hacia la salud.

DibujoLa palabra prevención es sinónimo de bienestar

En la mayoría de los casos, las personas visitan al médico cuando tienen algún malestar o sospechan que algo no está bien con su salud.
¿Acaso usted no hace lo mismo? Espera estar enfermo o presentar un síntoma para visitar al especialista y muchas veces asiste como última opción.
En  República Dominicana la medicina preventiva es muchas veces relegada a segundo plano, son pocas las personas que deciden realizarse chequeos sin estar enfermos.
El doctor Franklin Peña, médico internista y nutriólogo clínico del Cedimat, afirma que la medicina preventiva es la única forma que una persona tiene de planificar su futuro con seguridad.
“Una simple historia clínica y un examen físico minucioso son recursos muy valiosos con los que los trabajadores de la salud podemos detectar cualquier condición que aún no se haya manifestado en el paciente”, agregó.
Enfermedades aumentan
“En los últimos 20 años, la incidencia de algunas enfermedades  crónicas, como el sobrepeso, obesidad, obesidad abdominal, hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cerebro vasculares, enfermedad coronaria o cardiopatía isquémica y cáncer, han estado en aumento, siendo éstas prevenibles en el 95% de los casos”, expresa Peña.
Con relación a la diabetes, en occidente se estima que entre el 2%  y el  6% de la población padece esta afección.
En los últimos 20 años los casos de diabetes han aumentado de forma alarmante a nivel mundial, en 1985 se calculaba que existían unos 30 millones de diabéticos, pero ya en el año 2000 habían 177 millones, si ésta tendencia continúa en   2030 habrán más de 360 millones.
La obesidad es una epidemia mundial de la salud y un problema de salud.
En cuanto a la hipertensión arterial, el 60% de los hipertensos tiene  sobrepeso y obesidad. La hipertensión arterial duplica el riesgo de desarrollar enfermedad coronaria, enfermedad cerebro vascular e insuficiencia renal.
La cardiopatía isquémica o enfermedad coronaria tiene una relación cercana con el consumo abundante de grasas saturadas (de origen animal, alimentos fritos, aceite de palma y coco), hidratos de carbono, obesidad, tabaquismo y vida sedentaria.
Cuestión de educación
Lo interesante de todo esto es que con la educación en el hogar y el acercamiento temprano a la medicina preventiva las personas pueden recibir orientación sobre cómo tener una vida sana y vivir plenamente.
Por esto es recomendable anualmente la realización de una valoración completa de su estado de salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario