martes, 22 de octubre de 2013

La Palabra Diaria, martes 22 de octubre, 2013.


GRACIA.
Recibo la gracia de Dios.
     La gracia es el momento en el que una flor se abre. Es la armonía sutil que brota de un instrumento musical, la brisa dulce del otoño, una respiración sosegada. La gracia ocurre cuando dejo ir y abro las puertas de mi alma a la guía de Dios. Llega tal como una hoja cae cuando dejo de trata de analizar la vida y permito que ésta sencillamente sea por medio de mí.
     No tengo que hacer nada para ganar las gracia; ésta surge cuando dejo de resistir. Es el toque divino que me deja saber que puedo comenzar de nuevo en cualquier momento. es la promesa de un nuevo comienzo guiado por el amor divino. No importa el pasado; al saberme merecedor, abro mi corazón a la refulgente luz de la gracia.
Hija, por tu fe has sido sanada. Ve en paz, y queda sana de tu enfermedad. Marcos 5: 24

No hay comentarios:

Publicar un comentario