lunes, 30 de septiembre de 2013

La Palabra Diaria, LIBRE,lunes, 30 de septiembre, 2013.


LIBRE.
La clave para la liberad es poner a Dios primero.
     La vida diaria puede parecer limitante. Quizás me sienta abrumado por cuestiones de salud o agotado por problemas personales. Al darme cuenta de que tengo una opción, busco el camino hacia la libertad. En la llave de oro. Emmet Fox expresa que la clave para restaurar la paz y la armonía es´´dejar de pensar en la dificultad, cualquiera que sea, y en su lugar pensar en Dios´´
     Con esto en mente, dejo de preocuparme y afirmo la vedad de que Dios es todo lo que existe. Si las inquietudes surgen de nuevo, las remplazo en afirmaciones poderosas acerca de la presencia divina.
Recobro mi libertad al centrar mis pensamientos en Dios y  al hacerlo, mi mente se aquieta, mi cuerpo descansa y soy libre.
En mi angustia llamé al Señor, él me escuchó y me dio libertad.-Salmo 118:5

No hay comentarios:

Publicar un comentario