domingo, 1 de septiembre de 2013

La Palabra Diaria, INDETENIBLE, domingo, 1 de septiembre, 2013


INDETENIBLE.
Soy energía divina, ¡ y nada puede detenerme!
     Tengo energía y poder ocultos en lo profundo de mi ser. Cuando enfrento un obstáculo, acudo a mi interior, al poder de Dios que satisface todas mis necesidades. Así como el viento sopla con gran fuerza y poder pero permanece invisible, la energía en mí puede que no sea visible, mas es fuerte, vibrante y siempre presente.
     Gracias al poder de Dios en mí, soy capaz de lograr grandes cosas. Al aprender a confiar en este poder, desato mi pleno potencial. Estoy por siempre vinculado a la fuente de mi poder. Dicha fuente es divina, es la energía del universo y es indetenible. Yo soy esa energía divina. ¡Y no puedo fallar!
Jesús reunió a sus doce discípulos y, después de darles poder y autoridad para expulsar a todos los demonios, y para sanar enfermedades, los envió a predicar el reino de Dios y a sanar.- Lucas 9:1,2


No hay comentarios:

Publicar un comentario