martes, 3 de septiembre de 2013

Elogian trabajo comadrona en la atención del parto


Elogian trabajo comadrona en la atención del parto
MADRID.  (elmundo.es).  En la serie de la BBC ¡Llama a la comadrona!, más de diez millones de espectadores británicos asistieron a las andanzas de unas profesionales cuya importancia a veces se menosprecia, las comadronas o matronas. Más de 60 años después de la época que retrata la ficción británica, una revisión de la Cochrane Library, una entidad sin ánimo de lucro que se dedica a los análisis independientes de estudios ya publicados, deja claro que las comadronas no solo son muy importantes en la atención al parto, sino también en el seguimiento de todo el embarazo.
Es más, según el estudio, es más beneficioso para madre e hijo que sea una comadrona (o un pequeño grupo, pero siempre las mismas) le siga el embarazo, que que lo haga el médico de familia o el ginecólogo. Este último modelo es, por ejemplo, el que impera en la sanidad privada española, aunque en la pública se alternan las dos figuras.
Para llegar a esta conclusión los autores dirigidos por Jane Sandall, del King’s College de Londres revisaron datos de 13 estudios en los que, en total, participaban 16.242 mujeres. Ocho de los ensayos incluían a mujeres con embarazos de poco riesgo y cinco con un riesgo elevado de complicaciones.
El hecho de que una matrona llevara el embarazo demostró diversos beneficios para las madres y los bebés y no identificó efectos adversos en comparación con los modelos de atención compartida (como el español) o el liderado solo por médicos. El principal beneficio identificado por los autores fue una reducción en el uso de anestesia epidural y una menor práctica de episiotomías, así como la necesidad de menos instrumentos médicos (como los fórceps) durante el parto.
Estas características entran dentro de lo que se conoce como "parto normal" que las matronas españolas definen como "el proceso fisiológico único con el que la mujer finaliza su gestación a término, en el que están implicados factores psicológicos y socioculturales. Su inicio es espontáneo, se desarrolla y termina sin complicaciones, culmina con el nacimiento y no implica más intervención que el apoyo integral y respetuoso del mismo".
Además, las mujeres llevadas por matronas fueron menos proclives a experimentar nacimientos pretérmino o a perder a sus bebés antes de las 24 semanas, aunque no se observaron diferencias después de esta fecha. En lo que no se notaron diferencias fue en el número de cesáreas, igual en los dos grupos.
Estos resultados llevan a los autores del estudio a concluir que a toda mujer embarazada se le debe de proveer de los servicios de una matrona, aunque hay que tener más cuidado en aquellas mujeres con complicaciones ginecológicas importantes.
En España, las matronas han de hacer una formación específica y cursar la especialidad de Enfermería Obstétrico-Ginecológica, pero la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) se queja de que la falta de regularización de estas profesionales durante décadas ha llevado a que no todas las que ejercen como matronas en la actualidad hayan cursado la especialidad. Así, han publicado un Documento de reclamación de competencias de las matronas. Sin duda, el estudio presentado por la Cochrane Library les da la razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario