viernes, 30 de agosto de 2013

Merengue, salsa, bachata, boleros, baladas, pop y merenhouse el,sacerdote católico y capellán del Sexto Batallón de Cazadores General Gregorio Luperón, Juan Manuel Mota de Jesús (Johnny)

ONCE POSIBLES VÍCTIMAS
Implican a cura en casos de supuesta violación de menores
EL MINISTERIO DE LA MUJER CONFIRMÓ TRES DENUNCIAS EN CONSTANZA

Templo. Esta es la parroquia La Catedral de San Pedro, donde el  aún funge como su titular.
Adolfo Paniagua Contreras Constanza
Mucha  gente en esta localidad no sale del asombro ante la implicación del padre Juan Manuel Mota de Jesús (Johnny) en un escándalo de presunta seducción y violación de 11 menores de esta ciudad, algunas ya mayores de edad, conforme denuncias formuladas por parte de las afectadas en la ciudad de Santiago.

El asunto suma un nuevo episodio que afecta a autoridades religiosas ante numerosos casos de pedofilia y pederastia que han salido a la luz últimamente.
A media tarde de ayer se llevó a cabo  una rueda prensa en la oficina del Ministerio de la Mujer, donde la encargada interina, Juana María Castillo, confirmó que se han recibido las denuncias correspondientes a tres casos específicos de supuestas violaciones de menores por parte del sacerdote católico y capellán del Sexto Batallón de Cazadores General Gregorio Luperón, oriundo de Cotuí, y con 11 años de ministerio aquí, quien aún funge como titular de la parroquia La Cátedra de San Pedro. 
La funcionaria dijo que la investigación de los casos llevaba siete meses, pero que con la denuncia hecha pública el caso ha entrado en otra fase.
Durante la rueda de prensa, la periodista, Nereyda Félix, explicó que se dio la información públicamente debido a la gravedad de las denuncias y para evitar que los casos queden sin castigo, dada la influencia que tiene el sacerdote católico, quien ha creado una fuerte base social en esta localidad y se teme que, por esas circunstancias, pueda evadir la ley

En Santo Domingo
Sacerdote que canta para Dios y la caridad
Merengue, salsa, bachata, boleros, baladas, pop y merenhouse, son los ritmos musicales con los que Padre Jhonny acompaña sus producciones musicales.
Padre Juan Manuel Mota de Jesús, párroco de Nuestra Señora de las Mercedes de la Diócesis de La Vega, en Santo Domingo, estuvo de visita en Puerto Rico, a principios de agosto, para servir a la comunidad de Santa Bernardita en Country Club.

Padre Juan Manuel Mota de Jesús, Párroco de Nuestra Señora de las Mercedes de la Diócesis de La Vega, en Santo Domingo. Es el mayor de seis hijos. Sus padres son don Anicete Mota y doña Virgilia de Jesús. Estudió su preparación eclesiástica en los seminarios Santo Cura de Ars en La Vega, Fernando Arturo de Meriño en Yamasá y en el Pontificio Santo Tomás de Aquino en Santo Domingo. (Foto JARG)
Padre Juan, mejor conocido como Padre Jhonny, se destaca en su desempeño pastoral por haber logrado una producción musical de siete discos grabados. Todas sus canciones tienen una misión evangelizadora. En Puerto Rico, ha estado de visita en varias ocasiones en las que ha presentado conciertos musicales en algunas parroquias.
En entrevista para El Visitante, Padre Juan, natural del pueblo de Cevikos, Cotuí, en Santo Domingo, testimonió que desde que estudiaba a nivel de escuela superior comenzó a desarrollar su talento, desconocido para él en aquél entonces, de la música. “Fue cuando ingresé al Seminario Menor Santo Cura de Ars que en uno de los cursos el compañero que tocaba la guitarra salió del seminario y este servidor se interesó en aprender y encargarse de la música. En un plazo de tres meses, comencé a dominar la guitarra y terminé siendo el animador principal de la música en las liturgias. Así fue como comenzó en mi vida la carrera musical”, reveló Padre Juan, que fue ordenado sacerdote por la imposición de manos de Monseñor Antonio Camilo González, Obispo de la Diócesis de La Vega, en el 2000.
Sobre los discos que ha producido, destacó que fue con el Padre Chelo y el grupo “Renacer en el espíritu” en Santo Domingo que grabó, en 1990, su primer álbum. Tras esta grabación, Padre Juan relató que luego produjo su primer disco como solista titulado “Un canto por el hombre” con el grupo “Espíritu y vida”.
“Con la música que compongo y grabo pretendo llevar un mensaje de carácter eclesial, de retorno a la Iglesia, amor a los que la dirigen, de alegría y gozo en el Resucitado y amor profundo a la Virgen. También tiene un mensaje ecuménico, de crear la unidad entre los cristianos. Las canciones son animadas con merengue, salsa, bachata, boleros, baladas, pop y merenhouse. Mediante la venta de mis discos ayudo a la gente pobre en Santo Domingo, a la Iglesia en obras de caridad y hoy día, como tengo la responsabilidad en mi Diócesis de la construcción del nuevo templo en el municipio de Constanza, ayudo con las ganancias de las ventas para lograr la construcción”, reveló Padre Juan.
De su vínculo con Puerto Rico, relató que ha venido a la Isla de misión. Su primer contacto lo realizó con el Padre Hary López de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen en Mayagüez. Luego, el Padre Guillermo Esters del Santuario de Schoenstatt, a quien conocía en Santo Domingo por sus visitas a los santuarios de la Mater, le invitó a venir a Borinquen.
A los jóvenes de Puerto Rico, Padre Juan les anima a considerar el sacerdocio, que es un don precioso de Dios. “Vale la pena ser sacerdote. Como decía el Siervo de Dios, Juan Pablo II, ‘no tengan miedo’. El Señor siempre se encuentra, como se dice en el Apocalipsis (3,20), ‘ahí estoy a la puerta llamando’. Así que les llamo a que se lancen y estén prestos para escuchar y aceptar la propuesta de Dios a la vida consagrada. Que no se dejen llevar por la corriente posmoderna que los sumerge en el sinsentido y en una supuesta libertad”.
Su ministerio sacerdotal lo ha llevado a cabo en tres parroquias: Parroquia Inmaculada Concepción de Cotuí, Parroquia San Pedro y San Pablo en Bonao y Parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes en Constanza. Recientemente el Obispo de la Diócesis de La Vega dividió el municipio de Constanza y creó la Parroquia La Cátedra de San Pedro. En la actualidad, Padre Juan tiene la encomienda de construir el templo de la nueva comunidad.
De la situación que vive Santo Domingo, Padre Juan informó: “Hay una situación de inestabilidad, delincuencia e inseguridad bien fuerte. Las drogas están haciendo mucho daño. Además de la situación de pobreza del país, es bien difícil para la Iglesia llevar su misión de evangelización. Tiene que luchar mucho por la justicia social. En muchas ocasiones el sacerdote tiene que meterse en cuestiones legales para evitar que a la gente el gobierno le quite sus pertenencias, como lo son sus viviendas y tierras. Para llegar a la gente, los sacerdotes tenemos que celebrar a menudo las llamadas Misas de calentones, que son misas barriales. En ellas se canta primero, la gente llega y luego se celebra la Misa”.
En la actualidad, Padre Juan está haciendo un doctorado en educación por la Universidad de Murcia, España, y la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra de Santo Domingo.
Para conseguir los discos puede comunicarse con la señora Palmira Romero al teléfono: 787-646-7324. También puede comunicarse con los teléfonos: 787-617-6829, 787-226-3281.


No hay comentarios:

Publicar un comentario