domingo, 4 de agosto de 2013

La Palabra Diaria, DIGNO,domingo,4 de agosto,2013

DIGNO.
Soy digno de mi bien!
     Deseo una buena vida- relaciones personales amorosas, un trabajo donde me sienta satisfecho y paz interna. Sin embargo, estas bendiciones pueden eludirme hasta que estè consciente de mi valor inherente. He sido creado a la imagen y semejanza de Dios. Lo que valgo no depende de mi comportamientol. Soy intrinsecamente valioso porque soy una creaciòn divina.
     Si siento duda, recuerdo la verdad de mi ser. El bien que busco està aquì mismo donde estoy. El amor que deseo es el amor de Dios que ya està presente. El trabajo que anhelo es un llamado del Espìritu en mì. Al tener presente mi valor sagrado, puedo apreciar las bendiciones de Dios. Soy digno de mi bien. Espero lo mejor ¡y estoy listo para recibirlo!
No tengas miedo, hija mìa, que todos en mi pueblo saben ya que eres una mujer ejemplar. Rut 3:11

No hay comentarios:

Publicar un comentario