sábado, 17 de agosto de 2013

'cruzada' contra la corrupción.Varias farmacéuticas, acusadas de realizar sobornos en China


DUSTRIA | Investigación abierta

Varias farmacéuticas, acusadas de realizar sobornos en China

Un empleado entra en una oficina de Sanofi en Shanghai, China
Un empleado entra en una oficina de Sanofi en Shanghai, China. | Reuters
  • Primero fue GSK y ahora es Sanofi la empresa acusada de realizar sobornos
  • Los sobornos parecen ser una práctica rutinaria en el país, según visitadores
  • El Gobierno chino está investigando a varias compañías para ratificar el delito
Sanofi está en el punto de mira de las autoridades chinas por presuntossobornos a unos 500 médicos del país para que prescribieran sus medicamentos. No es la única compañía farmacéutica acusada de cometer delitos para aumentar sus ventas. En pleno proceso de investigación policial se encuentra la empresa GSK, a cuya filial en el país oriental también se le han atribuido sobornos y evasión de impuestos.
Este tipo de delitos podrían ser la tónica habitual en China según revelaciones de cinco representantes médicos de diferentes compañías de fármacos. Sin querer revelar su identidad por temor a perder su trabajo, estos profesionales han dado varios ejemplos del dinero que destinaban a estos pagos, según han declarado a la BBC.
"No niego que esto [dar dinero a médicos] ocurra en compañías extranjeras", explica uno de los representantes. "Pero es raro y poca gente lo consigue", añade.
Uno de estos vendedores ha reconocido que su compañía pagó unos 1.000 dólares (647 euros) para colocar su producto en los estantes del hospital. Admite que el dinero pagado fue probablemente un soborno y que, de seguir las vías oficiales, habría salido mucho más caro. "Nos puede costar más si no pagamos un soborno. Un montón de dinero y energía", asegura.
Por su parte, la empresa estatal Siglo XXI Herald Business en Guangzhou, citando a una persona no identificada, ha acusado a Sanofi de haber hecho pagos por unos 274.000 dólares (unos 206.130 euros) a 503 médicos chinos para que prescribiesen sus fármacos. Según esta empresa, el dinero fue encubierto en concepto de subvenciones para programas de investigación.
Ante esta acusación, la Oficina Municipal de Salud en Pekín se ha asociado con las autoridades disciplinarias para evaluar los programas de investigación y determinar si los pagos fueron en realidad sobornos, según comunicó este sábado la agencia oficial china Xinhua.
De momento, la compañía no ha hecho ningún comentario, aunque según la empresa estatal Siglo XXI Herald Business la compañía se ha tomado esta acusación muy en serio y ha comenzado a investigar las denuncias.

Campañas y vigilancia

El mal funcionamiento del sistema sanitario chino, los bajos salarios y los mezquinos presupuestos para médicos, enfermeros y administrativos pueden contribuir a que acepten dinero de pacientes, suministradores médicos y otras fuentes. Estas prácticas se conocen desde hace mucho tiempo.
La publicación de estos hechos ha generado que la Administración General de Alimentación y Medicamentos de China haya puesto en marcha una campaña contra la producción ilegal de medicamentos y contra las operaciones farmacéuticas no autorizadas, como un primer paso para fortalecer su supervisión del sector farmacéutico chino.
Por su parte, la agencia de planificación del gabinete chino también ha anunciado que está investigando los costes de producción de 60 fabricantes de productos farmacéuticos chinos y extranjeros.
El inicio de esta 'cruzada' contra la corrupción empezó a ponerse de manifiesto con la compañía GSK que fue acusada el mes pasado por la policía del país de realizar 'conductas mafiosas' y destinar hasta 320 millones de libras (unos 372 millones de euros) a través de agencias de viajes a médicos y funcionarios para sobornarles. De hecho, el Gobierno chino ha reconocido que varios directivos de la filial china de GSK han sido detenidos.
Un ejecutivo chino de la empresa declaró en la televisión estatal que los sobornos realizados habían inflado un tercio los precios de sus productos. Según datos económicos, se espera que el gasto sanitario en China se duplique a finales de esta década.

No hay comentarios:

Publicar un comentario