jueves, 18 de julio de 2013

El uso equilibrado de omega 3,6,9 beneficia la salud integral.


MEDICINA

Omega-3 acusado ahora de producir cáncer de próstata agudo


El Omega-3, recomendando durante años por anuncios de numerosos suplementos nutricionales, e inclusive por las dietas saludables, como preventivo de afecciones cardiovasculares y su capacidad para reducir los niveles de triglicéridos, aparece ahora como uno de los causantes de cáncer de próstata agudo, según el último informe del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

Los grandes consumidores de pescados “azules”, de mariscos, e inclusive de quesos, y ni que hablar de todos aquellos que incluyen suplementos alimenticios con omega-3 en sus dietas habituales, deben prescindir de inmediato de hacerlo además de hacerse un análisis de riesgo de cáncer prostático, recomendaron los investigadores norteamericanos que acaban de concluir un estudio casi aterrador: hay un 71% más de probabilidades de contraer cáncer de próstata entre quienes consumen pescados grasos o suplementos con aceite de pescado.

Los suplementos nutricionales “fuente” de salud

Hemos demostrado una vez más que el uso de suplementos nutricionales puede ser perjudicial, afirmó Alan Kristal, autor principal de la investigación en el Centro Fred Hutchinson de Investigación del Cáncer. “Recomendaciones para aumentar la ingesta de ácidos de cadena larga omega-3, ácidos grasos a través de suplementos, deben tener en cuenta sus riesgos potenciales”, advirtió el equipo científico en las conclusiones que apuntan a la confirmación en la aparición de tumores entre quienes consumen dichos complementos, la mayoría de los cuales degeneraron en cáncer grave de próstata.
Los omega-3 son ácidos grados poliinsaturados que se ha publicitado durante décadas como excelentes para prevenir enfermedades cardiovasculares, tomando como referencia a los pueblos esquimales que casi no tienen incidencia de estas afecciones y su dieta es altamente rica en pescado azul. Sin embargo ahora los técnicos creen que la dieta es solo parte de la cuestión y la vida al aire libre, la actividad física y las condiciones de un entorno más duro, pueden ser la causa que los esquimales se mueran de otra cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario