sábado, 29 de junio de 2013

La Palabra Diaria, CONSUELO,sábado,29 de junio, 2013


CONSUELO.
El amor divino consuela mi corazón y mi alma.
El amor de la familia, los amigos y las mascotas me hacen sentir apreciado y apoyado. Y, durante momentos de necesidad, el amor divino se derrama sobre mi de la Fuente misma de la vida. Abro mi corazón para dejar que el amor que Dios es me consuele. Descanso en la conciencia de que soy uno con la presencia serena de Dios.
     Siento seguridad al saber que el amor divino me envuelve y me llena. Me reconforta saber que las personas y los animales que amo están seguros al cuidado de Dios. Nada puede separarnos de Dios ni de Su amor. Cuando necesito consuelo, descanso en la presencia del amor divino, y siento paz.
Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni principados ni potestades, ni lo presente ni lo por venir....nos podrá separar del amor de Dios. -Romanos 8:38,39

No hay comentarios:

Publicar un comentario