miércoles, 24 de octubre de 2012

La Palabra Diaria,PROTECCION, mièrcoles,24 de octubre,2012.

La presencia de Dios me protege.

Siento la seguridad de la protección divina al meditar en la presencia y en el poder de Dios en mí y recordar que soy uno con ese poder y presencia. El temor y la adversidad no pueden permanecer ante la presencia de Dios. Estoy protegido de todo lo que pudiera amenazar mi bienestar.

Al mantener viva una conciencia de protección, siento la paz y el amor de Dios conmigo dondequiera que vaya, resguardándome de lo que no es armonioso o bondadoso. Consciente de la Presencia en mí, vivo en un mundo de Verdad y amor. Nada puede perturbar la paz de mi alma. Ningún peligro puede vencerme. Mi mundo está lleno de la presencia de Dios y me siento seguro y protegido.

Dios mío, ¡cuán preciosa es tu misericordia! ¡La humanidad se acoge a la sombra de tus alas!—Salmo 36:7

No hay comentarios:

Publicar un comentario