domingo, 21 de diciembre de 2014

El cerebro, el placer y la felicidad


El cerebro, el placer y la felicidad

Por 
j.silie[@]hoy.com.do 
2:00 am
En estos días de brisa fresca, cuando disfrutamos del más bello tiempo del año, recibimos y deseamos muchas “felicidades” a nuestros familiares, amigos y relacionados, a tan sólo cuatro días de la celebración de la Natividad. En mi condición de médico neurólogo, se me ocurre meditar sobre la felicidad, esa que de corazón deseo a todos mis gentiles lectores. Quiero referirme a cómo nuestro cerebro maneja las distintas condiciones neuronales al tratar de alcanzar la anhelada felicidad.
Hay una serie de neurohormonas que participan para lograr esos estadios de plena felicidad, entre ellas: dopamina, oxitoticina (ver nuestra columna del 6 de julio) fenilalanina, endorfinas y la epinefrina, como principales. Estas sustancias tienen su sede primordial en nuestro antiguo cerebro reptiliano, situado en las profundidades del órgano rector. Con la felicidad, igual que con otras emociones importantes se activan cuando mínimo 70 regiones cerebrales distintas, pecaría de imprudente el mencionarlas todas, pero veamos las principales: la amígdalas (avellanas memoriosas en la profundidad cerebral) el hipocampo (conecta las memorias pasadas y recientes) la corteza pre-frontal (funciones ejecutivas y personalidad), la corteza cingulada anterior (cumple funciones emocionales) y la ínsula (a nivel de la sien, cumple funciones de subjetividad emocional).

La Palabra Diaria,GOZO,domingo,21 de diciembre,2014.


GOZO.
Expreso gozo de adentro hacia fuera. 
     el gozo comienza en lo profundo de mi alma,irradia por medio de mi corazón y resplandece en el mundo. aunque las actividades de esta estación festiva me den alegría el gozo más profundo surge cuando expreso mi naturaleza crística.
     Cuando mi corazón, mi mente y mi alma están en armonía con el Espíritu morador, siento interés y emoción por todo y por todas las personas con quienes me encuentro.Mi entusiasmo por la vida me motiva a hacer todo lo que tengo que hacer.
     Siento dicha al conectarme con mi manantial interno de alegría. El gozo del Espíritu en mi es efervescente. Se refleja en mis ojos y aligera mi andar. Hoy me regocijo a medida que el júbilo de Dios fulgura en mí
Estas cosas les he hablado, para que mi gozo esté en ustedes, y su gozo sea completo.- Juan 15:11 

viernes, 19 de diciembre de 2014

La Palabra Diaria, DEJAR IR,viernes 19 de diciembre,2014.

DEJAR IR.
Soy uno con la presencia de Dios que me llena y me guía. 
     Mi mente tiene un poder extraordinario. Gracias a ella, formulo pensamientos y percepciones que dan forma a mis experiencias cotidianas. Sin embargo, a veces puedo pasar mas tiempo pensando en vez de simplemente ser. 
     Jesús nos enseño la importancia de apartarnos un rato para vincularnos con Dios. Respiro y simplemente (soy). Ceso toda actividad mental y física. dejo ir el apuro, la duda y la tensión. al soltar las preocupación del día, Descanso y permito que Dios llene mi corazón, mi mente y mi alma. Al dejar ir, pongo toda mi atención en mi corazón. Pienso menos y siento mas. descanso, respiro profundamente y soy renovado. 
No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también. - Filipenses 4:6

jueves, 18 de diciembre de 2014

La Palabra Diaria,ELOGIO,jueves,18 de diciembre,2014.


Barack Obama. Foto: Casa Blanca - Dominio Público / Papa Francisco. Foto: ACI Prensa / Raúl Castro. Foto: Gobierno de Rusia (CC BY 3.0)ELOGIO.
Elogio a otros y a cambio soy bendecido. 
     Los niños resplandecen cuando son elogiados por sus padres, maestros y seres queridos. Brillan con orgullo cuando se les dice que han lecho algo bien o cuando son reconocidos por sus talentos. Aunque ahora soy adulto, reacciono de la misma manera cuando soy elogiado- experimento una sensación de orgullo cuando otros reconocen mis habilidades.
     Puedo proporcionar satisfacción a los demás al elogiarlos para que ellos también sientan el resplandor del logro y del aprecio.Hoy hago el esfuerzo consciente de alentar genuina-mente a los demás. Señalo sus puntos fuertes y reconozco sus habilidades. ¡Todos disfrutamos cuando nuestra singularidad y nuestros dones son apreciados!
Aclamen al Señor, hombres buenos; en labios de los buenos, la alabanza es hermosa.-Salmo 33:1